MENÚ
jueves 14 diciembre 2017
06:38
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

El atropello de Londres fue «un accidente»

En los primeros momentos cundió el pánico, pero finalmente se confirmó que no se trataba de un atentado

  • El conductor del coche ha sido detenido
    El conductor del coche ha sido detenido / Reuters

Tiempo de lectura 4 min.

08 de octubre de 2017. 13:00h

Comentada
Celia Maza Londres. 7/10/2017

ETIQUETAS

Las alarmas saltaron de nuevo ayer en Londres después de que once personas resultaran heridas en el céntrico barrio de South Kensington, tras ser atropelladas por un vehículo que saltó a la acera en las proximidades del Museo de Historia Natural. Nueve de ellas tuvieron que ser hospitalizadas por heridas en la cabeza y piernas. Cundió el pánico y Scotland Yard no descartó ninguna hipótesis mientras trataba de esclarecer lo sucedido. El atropello de once personas por un coche que se subió hoy a la acera junto al Museo de Historia Natural "no está siendo investigado" como una "acción terrorista, sino como una "colisión de tráfico", informó la Policía metropolitana. Fuentes del Gobierno británico también señalaron que se trata de "un accidente de tráfico", a pesar de que el incidente sembró el caos en esta zona frecuentada por ciudadanos y turistas.

La preocupación que reinó durante horas es entendible. No en vano, en lo que va de año han tenido lugar cinco atentados terroristas en suelo británico y, en tres de ellos, los autores utilizaron furgonetas para embestir a los transeúntes.

El incidente de ayer ocurrió a las 14.20 hora local (13.20 española) entre las calles Exhibition Road y Cromwell Road, una zona muy frecuentada, sobre todo los fines de semana, al albergar tres de los museos más visitados por turistas y familias con niños, el de Historia Natural, Ciencia y Victoria and Albert.

Scotland Yard confirmó que se había interceptado a un hombre, aunque al cierre de esta edición, no estaba arrestado formalmente. Las autoridades no revelaron datos sobre su identidad, pero las imágenes que algunos testigos publicaron en redes sociales mostraban a un hombre de color, con camisa azul y pantalones vaqueros, sangrando y retenido en el suelo por otras cuatro personas, ninguna de las cuales iba uniformada. Detrás de ese grupo de individuos se apreciaba un coche de color negro con la puerta del conductor abierta, que parecía haber colisionado con otro vehículo. Hasta la zona se trasladaron varios agentes armados, así como ambulancias, mientras las autoridades pedían al público evitar estar en las inmediaciones. Como medida de precaución, la Policía evacuó el Museo de Historia Natural. Un portavoz de Downing Street informó de que la premier Theresa May estaba siguiendo de cerca la situación.

En lo que va de año, el Reino Unido ha sufrido cinco atentados. El perpetrado el pasado mes de marzo ante el Parlamento dejó seis muertos, incluido el terrorista; el del estadio Manchester Arena, en el norte de Inglaterra, en mayo, se saldó con 21 víctimas mortales; el del Mercado de Borough, en junio, acabó con la vida de 8 personas, entre ellas el español Ignacio Echevarría, y otro ataque, el mismo mes, contra una mezquita del norte de la capital británica dejó un muerto. En septiembre, un artefacto explosionó en la estación de Parsons Green. No hubo que lamentar víctimas mortales, aunque el terrorista buscaba perpetuar otra masacre en el transporte público de la capital.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs