• 1

La vida es sueño: la importancia de dormir y dormir bien

Todos hemos sufrido alguna vez en la vida un “ataque de sueño”. Estamos incómodos, somos incapaces de mantener los ojos abiertos y la atención enfocada. Y aunque es algo, a priori, normal, que puede deberse a numerosas causas, incluidas las clases de historia soporíferas y las reuniones interminables, el problema aparece cuando el ataque de sueño se repite o incluso peor, va a más.

  • Image

Tiempo de lectura 2 min.

24 de abril de 2015. 17:59h

Comentada
18/4/2015

Acaba de sonar el despertador y no hay tazas de café suficientes para despertarte, no puedes dejar de bostezar y te pesa hasta el alma solo con poner un pie en el suelo. Ojo, porque esta sensación tan desagradable, pero desgraciadamente común, puede responder a algún trastorno del sueño. No necesariamente tiene que ser una falta de sueño (dormir pocas horas), sino a la falta de calidad de sueño, a despertarse “borracho de sueño”, como se conoce popularmente a ese malestar que sufre al levantarse quien no ha descansado bien. Así lo anuncia un estudio de la Universidad de Stanford, donde se confirma que al menos uno de cada siete estadounidenses, y una vez al año, sufre una de estas “borracheras de sueño”, traducido al lenguaje cotidiano como uno de esos días en los que popularmente “no somos personas”.

Continuando con el tema, otro estudio mucho más cercano geográficamente, de la Clínica Dávila, confirma que hasta el 50% de los adultos tienen algún problema de sueño. Dicho problema de sueño puede tener consecuencias durante el día, con pereza y apatía, o durante la noche con insomnio, ronquidos y pausas respiratorias mientras estamos dormidos. Afortunadamente la mayoría de los trastornos del sueño se pueden detectar en fases muy tempranas y curarse. Pero, ¿por qué es tan importante dormir y sobre todo dormir bien? Es obvio, descansar es tan fundamental como comer o como cualquier otra función biológica básica de un ser vivo.

Pero lo más importante es que durante el proceso del sueño se realizan “curas” celulares que contribuyen al bienestar físico y mental. El cuerpo se relaja y la mente realiza una especie de puesta a punto para estar al 100% al día siguiente. El descanso es fundamental para el ser humano e identificar las causas que impiden un reposo adecuado es fundamental para lograr una correcta higiene del sueño. ¿Y cuáles son esas causas? Es fácil identificarlas porque algunas de ellas son muy evidentes:

- Apnea del sueño.

- Calambres en las piernas, ajustes del sistema nervioso.

- Movimiento y continuo cambio de posturas.

- Necesidad de salir al baño a orinar.

Establecer unos horarios a los que acostarse y levantarse y reducir el consumo de cafeína y alcohol, sobre todo por la noche, son algunas de las recomendaciones de los expertos para conciliar mejor el sueño y que este sea de buena calidad. Se acabó levantarse irritado, de mal humor y cansado. Una máxima se impone a todo lo anterior, no dejes que nada te quite el sueño.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs