¿Qué come...María Marte?

  • Image

Tiempo de lectura 4 min.

02 de abril de 2016. 18:22h

Comentada

La cocina es su pasión. Lógicamente. Si no, no se pasaría el día entre fogones. En El Club Allard (c/Ferraz, 2), María Marte ha demostrado cum laude su delicadeza e imaginación culinaria, pero cuando llega a casa se quita el uniforme y se enfrenta a su otro trabajo, el de ser madre: los cazos y las sartenes juegan también un papel fundamental. «En casa no elaboro ni los mismos platos ni la misma cocina que en el restaurante. Para mi familia y mis amigos hago recetas de mi tierra. Es un momento que me encanta compartir con mis hijos», afirma. Además, ellos también han heredado la pasión materna y no resulta extraño verles con el mandil. La chef dominicana, a pesar de ocupar el top del ranking de los mejores cocineros del país, no pierde su cercanía y humildad. Para ella es un honor trabajar al frente del equipo que diseña las obras de arte gastronómicas de El Club Allard. Sus raíces le tiran tanto, que está loca por introducir en la carta alguno de los platos más populares de su país. «Me encantaría hacer un pastelón de plátano maduro, que es típico de República Dominicana, y darle una vuelta para convertirlo en una receta de alta cocina», explica. En casa, nunca falta la bandera, un plato típico dominicano hecho a base de arroz, alubias y carne. «Una delicia», dice. Y es que hablar con María de cocina es estar salivando constantemente, su creatividad no cesa y sus ocurrencias nunca fallan. «Mi pasión por la cocina viene desde pequeña. Mi madre era una gran pastelera y ella despertó mi interés por la gastronomía. Más tarde decidí estudiar pastelería en Santo Domingo y así, poco a poco, fui haciéndome un hueco», asegura.

La mayoría de los entrevistados en esta sección afirman que utilizan la cocina como modo de desconexión con el ajetreo diario; pero claro, cuando se trata de una reputada chef, cuesta creer que meterse en la cocina sea una vía de escape. «A mí lo que más me relaja es ir a pasear por la sierra de Madrid. El campo me da mucha sensación de libertad y me encanta respirar aire puro. También me gusta caminar por los mercados de la capital, ver los nuevos productos que traen... la verdad es que no paro de investigar para crear nuevos platos», dice. Además, disfruta invitando a gente a casa para probar sus ensayos culinarios. «Ver disfrutar a mi gente mientras comen mis platos es una satisfacción total. Nunca me canso de cocinar», resume. Pero no se piensen que María nunca se equivoca o que no ha tenido experimentos fallidos a lo largo de su carrera. «Recuerdo que en una ocasión, cuando estábamos en el restaurante en plena ‘‘hora punta’’, se nos fue la luz. Tuvimos que dar todo el servicio a oscuras, fue muy estresante, pero todo, finalmente, salió bien», explica con humor. Y es que, aunque sea una de las grandes, es humana, como todos.

La Selfiereceta

Ingredientes:

-1 cigala gordita-150 gr de harina de almendras-2 gr de plancton marino-ajo.

Elaboración: Partiendo de una receta tradicional de ajo blanco, ponemos a cocer con agua o fumé de pescado las almendras y el ajo, después de cinco minutos de cocción se añade con cuidado el plancton, se tritura todo y se pasa por el chino. A continuación, se coge la cola de la cigala y se marca en la plancha. Se presenta pintando una línea con el plancton y se sirve la cigala encima. ¡Listo para comer!

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs