MOSTRAR STICKY MOSTRAR NORMAL
  • 1
  • 1
    Con la colaboración

Andreíta: Quiere seguir siendo «anónima»

Belén Esteban prepara una fiesta para el jueves, día en que su hija cumple 18

José de Santiago. 
Belén Estebán está muy unida a su hija, Andrea, que lo es todo para ella.
Belén Estebán está muy unida a su hija, Andrea, que lo es todo para ella.

Belén Esteban se debate entre la alegría y la preocupación. El próximo jueves su hija alcanza la mayoría de edad y ya no habrá que ocultar su rostro en los medios. La tertuliana de «Sálvame» ha pedido por activa y por pasiva a los «paparazzi» que no persigan a Andrea, olvidando que ella misma la ha mostrado en las redes sociales, rompiendo así la petición de «respeto» que solicita al resto del mundo. Lo que no ha aceptado, de momento, es la cuantiosa oferta que por una entrevista en exclusiva de madre e hija le ha hecho el programa en el que colabora. Sería la primera de la joven, cuyas confesiones son esperadas con máximo interés, por lo que un «abultado» cheque les estaría esperando. Sin embargo, parece ser que la propia Andreíta le ha pedido a su progenitora que rechace el ofrecimiento. No quiere exponerse de esa forma públicamente y desea que su vida siga siento anónima.

En la urbanización de Paracuellos del Jarama, donde viven, temen la avalancha mediática desde que cumpla los 18. Uno de los vecinos, cuyo chalet se encuentra a escasos metros del de Esteban, afirma que «si la situación ya es insoportable, a partir de ahora iremos a peor. Por eso, todos nos alegramos de que Belén mande a su hija a estudiar el próximo curso al extranjero. Andrea es una chica muy educada. Sabemos que no le gusta convertirse en protagonista de nada y la pobre lo va a pasar mal cuando tenga a tanto fotógrafo siguiendo sus pasos. No quiere que le ocurra lo mismo que a su madre, cuya vida está en boca de todos».

El jueves habrá fiesta en casa de Belén. Quiere celebrar por todo lo alto la mayoría de edad de su «niña». Ya ha contratado un «catering» y un equipo profesional de vídeo para que inmortalicen una fecha tan especial. Está invitada toda la familia Esteban, los amigos íntimos, algunos de sus compañeros de «Sálvame» y, naturalmente, Miguel, el hombre que ha devuelto la estabilidad sentimental a la de San Blas. Amigas como Tina o Mariví no faltarán tampoco a la cita.

Universidad en Londres

En septiembre, Andrea viajará a Londres para iniciar su nueva vida académica. Clases de inglés y un curso de Comunicación Audiovisual la esperan. Le encanta la radio y aspira a presentar un programa «magazine» una vez se titule.

Pero antes de partir le queda todo el verano por delante. A finales de mes madre e hija, acompañadas de Miguel, pasarán unos días en Benidorm, donde Andreíta se reencontrará con un amigo muy especial al que algunos medios ya califican como su novio. Se trata de un joven británico al que conoció en dicha localidad alicantina. Una persona que sabe de este primer escarceo amoroso de Andrea Janeiro nos desvela que «los dos se cayeron muy bien desde el día en que se conocieron. Les presentó un amigo en común y tienen una gran sintonía. El chico es de Birmingham y está en contacto diario con ella por internet y telefónicamente. A Belén le cae muy bien porque es un chico educado y sencillo, «muy buena gente». Un íntimo de Esteban nos descubre, además, que «Andrea está muy ilusionada con él. Vive en el extranjero, creo que en Inglaterra, y se ven de vez en cuando. Yo no le llamaría novio, sino amigo especial, y a partir de septiembre se podrán ver más porque ambos estarán en Reino Unido. Si la relación se mantiene como hasta ahora, imagino que estrecharán lazos, porque forman una buena pareja». A ella le gustaría verlo el día 20 en su fiesta de cumpleaños. y aunque invitado está, no es todavía seguro que pueda desplazarse hasta Madrid.

La misma persona reconoce que «Belén está muy contenta con la mayoría de edad de su hija; las dos están súper unidas, y lo es todo para Andrea: padre, madre y amiga». Pero eso no significa que quiera seguir la ajetreada vida social de su popular y televisiva mamá. Hace apenas unos días la tertuliana confesaba en un programa de fin de semana de Telecinco que «mi hija es la única que consigue parar mis impulsos, la única capaz de frenarme. Me echa la bronca cada vez que hablo de ella. Me pide que no la nombre más. Quiere seguir cogiendo el metro y el autobús, y yo no soy nadie para jorobarle la vida».

Otro de los temores de la tertuliana es ver si se confirma un rumor que afirma que Jesulín de Ubrique está dispuesto a citarse con su primogénita para contarle todo lo que no le ha dicho hasta ahora, y podría haber episodios que no beneficiarían lo más mínimo a Belén Esteban. Esa reunión aclararía muchas cosas en lo que se refiere a la actitud mantenida por el torero respecto a Andrea a lo largo de su vida. A ver si también justifica su decisión de no colaborar económicamente en el pago de los estudios de su hija en el extranjero. Al diestro tampoco le hizo gracia que la menor le confesara en una ocasión que no le gustan los toros y que se siente antitaurina. Quiso invitarla a una corrida en Benidorm, en la que él encabezaba el cartel, y recibió un rotundo no por respuesta.

Por su parte, Esteban escucha cómo en su programa se habla cada vez más de la inminente mayoría de edad de Andrea, y hasta se enfrenta a sus compañeros pidiéndoles que dejen el tema a un lado. Prefiere derivar todo lo relacionado con su vida hacia su contencioso con su ex representante, Toño Sanchís. De recibir la millonaria cantidad estipulada por el juez, su maltrecha economía se vería considerablemente aliviada.

Mientras tanto, Andrea no para de dar alegrías a su madre. Ha aprobado el último curso de Bachiller con unas notas ejemplares, es cariñosa, inteligente, muy aplicada y sencilla. Nunca ha presumido de ser «hija de» y es muy amiga de sus amigas. Una compañera de clase la define como «una chica estupenda, siempre dispuesta a ayudar a los demás, tiene las ideas claras y es muy sensata».

Para Andrea, la actual pareja de su madre también es muy importante. Como un segundo padre, casi un primero, y colabora, además, en su educación. Algo que Esteban valora mucho. Tanto es así que antes de que finalice el año ambos podrían darnos la sorpresa de una boda. Además, en el pensamiento de la «princesa del pueblo» está ser madre de nuevo. Una idea que, al principio, a su hija no le hacía mucha gracia, pero que con el paso del tiempo entiende y que no haría sino afianzar aún más la relación con Miguel. En definitiva, hay tanta compenetración entre Andrea y Belén que la famosa frase de la tertuliana «por mi hija, mato» se vio recompensada con otra de la adolescente: «Por mi madre mato, no una, sino mil veces si hace falta».

  • 1

VIDEOS DESTACADOS

  • 1
  • 1
    Image

    LifeStyle versión impresa

    LifeStyle. Julio 2017

  • 2
    LifeStyle. Junio 2017
  • 3
    LifeStyle. Mayo 2017
  • 4
    LifeStyle. Abril 2017