Billie Lourd: La heredera millonaria de Carrie Fisher

La joven de 25 años será única beneficiaria del legado de su madre, calculado en 21 millones de euros, una cifra que aumentará por los derechos de imagen aún vigentes de la fallecida actriz

  • Fisher, su madre, Debbie Reynolds y Lourd, en 2015 durante la entrega de unos premios en Los Ángeles
    Fisher, su madre, Debbie Reynolds y Lourd, en 2015 durante la entrega de unos premios en Los Ángeles

Tiempo de lectura 4 min.

11 de agosto de 2017. 00:03h

Comentada

ETIQUETAS

Sin alcazar todavía el cuarto de siglo (cumplió los 25 hace un mes) Billie Lourd tuvo que afrontar en apenas un par de días la muerte de los dos pilares fundamentales de su vida: la de su madre, Carrie Fisher, y la de su abuela, Debbie Reynolds. La primera lo hacía el pasado 27 de diciembre, a los 60 años, víctima de una apnea del sueño, y la segunda, tan solo un día después, a los 84, cuando un ictus fulminante no la dejó concluir los preparativos del último y prematuro adiós de su hija. Dos pesos pesados de la industria de Hollywood cuya inesperada partida eclipsó en aquel momento a quien tenía el cometido de continuar con entereza una saga de actrices que hoy va ya por su tercera generación.

Pero ahora, cuando la Prensa estadounidense se ha quedado sin titulares en lo que a las polémicas causas del fallecimiento de Fisher respecta (hace dos meses el forense sentenciaba que se debió a una apnea del sueño complicada por una acumulación de grasa en las arterias), se pasa a una siguiente fase mediática en la que Lourd es claro objetivo al estar a punto de convertirse en única y exclusiva acreedora del patrimonio millonario de su madre.

Joyas y piezas de arte

Según se puede constatar en los documentos archivados el pasado miércoles en los juzgados de Los Ángeles por el albacea de la herencia de la protagonista de «Star Wars», la suma que ingresará su única hija (fruto de la relación que Fisher mantuvo durante tres años con el cazatalentos Bryan Lourd) asciende a los 21 millones de euros: seis los recibirá en efectivo, procedentes de las distintas cuentas bancarias abiertas a nombre de la fallecida actriz, y los 15 restantes los percibirá una vez vendida la finca que su madre compartía con su abuela en Beverly Hills. Además, como heredera universal, también disfrutará del seguro de vida indefinido del que disponía Fisher, además de sus vehículos (entre ellos, un Tesla S), joyas, piezas de arte y el mando de varias empresas.

Pero ahí no queda todo. Otra importante fuente de ingresos para la joven será la procedente de los derechos de propiedad intelectual de los libros de su progenitora, así como de las distintas marcas a las que estuvo vinculada hasta el día de su muerte. Pero la ingente suma se incrementará, aun más si cabe, en los próximos meses gracias a la recaudación de los derechos de imagen que ostentaba (y ostenta a título póstumo) la intérprete al formar parte del elenco principal de «Star Wars», donde dio vida a la mítica Princesa Leia, papel que la catapultó a la fama. Unos derechos que se mantendrán vigentes mientras que los productores de la saga continúen explotando su imagen. De momento, el 15 de diciembre está previsto el estreno de la octava entrega, titulada «El último Jedi», donde se podrá ver el último trabajo de Carrie en la gran pantalla. También se dijo que participaría, mediante escenas ya filmadas, en el noveno episodio, cuyo estreno está previsto para mayo de 2019, aunque la productora por el momento lo descarta, pese a contar con la autorización expresa del hermano de la actriz, Todd.

De este modo, la fortuna que su hija puede llegar a amasar con los años es incalcuble, teniendo en cuenta, además, toda la publicidad y artículos promocionales derivados de la explotación de la longeva saga. No obstante, ya se ha anunciado que en septiembre muchos de los objetos personales de la actriz serán subastados con fines benéficos. Por su parte, los abogados sostienen que Lourd aún tendrá que esperar a que la Justicia revise con detenimiento toda la documentación presentada el miércoles: «Pese a que haya imprevistos o retrasos en el proceso, ella continuará siendo única beneficiaria de la herencia», asegura uno de los letrados.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs