MOSTRAR STICKY MOSTRAR NORMAL
  • 1
  • 1
    Con la colaboración

Blancos y radiantes

Tras dos trofeos deportivos, Liga y Champions, llega el triunfo personal. Hasta tres jugadores del Real Madrid se casan entre hoy y mañana. Cada uno en una punta: Majadahonda, Venecia y Croacia. Imposible asistir a todas.

Andrea Marco. 
Blancos y radiantes

LUCAS VÁZQUEZ Y MACARENA

Ni Galicia ni Melilla, a medio camino

La historia de amor de Lucas Vázquez y Macarena Rodríguez es la de una pareja alejada del estereotipo futbolista-modelo. Y eso que Lucas es muy amigo de Sergio Ramos, pero su perfil es más bajo, también porque su menor relevancia mediática le permite llevar una vida más normal, casi la misma que cuando con 16 años se fue de Galicia para formar parte de la cantera del Real Madrid. Años más tarde, el extremo, que se casa con 25, conoció a Macarena Rodríguez (28), natural de Melilla, mientras ella cursaba en la capital Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, carrera de la que es licenciada, además de diplomarse en Magisterio de Educación Física.

El deporte les unió y el deporte les casará mañana en la localidad madrileña de Majadahonda, un enlace a medio camino de sus tierras natales, después de que Lucas organizara una pedida de mano original. Fueron a los cines Kinépolis como un día más, con palomitas y refresco, entraron en la sala cuando aún no había nadie, se apagaron las luces y se emitió un «collage» de fotos que él había seleccionado, con la canción favorita de ambos de fondo, mientras él se arrodillada y le pedía matrimonio.

Maca y Luqui, como ella le llama, es una pareja muy querida por la afición madridista, a los que siguen con la normalidad de quien contesta a las publicaciones de una amiga o amigo en Instagram. Comparten sin temor cada uno de los planes que hacen, sus muestras de cariño, las series de televisión que ven, el último perro que llegó a casa o el resultado de los partidos de tenis que ambos disputan y que, por cierto, es de los pocos motivos por los que discuten. Lucas Vázquez reconoce que tiene mal perder, casi siempre gana Macarena y, claro, a él le da rabia.

Mañana será el día que tanto están esperando. Faltarán amigos porque algunos de sus compañeros están con su selección o de primer día de luna de miel, como Kovacic y Morata. Hubo tres bodas en tres puntos distintos: Drubovnik, Venecia y Madrid. Imposible ir a todas, aunque muchos harán doblete con las de Morata y Vázquez. Es el caso del primer capitán, Sergio Ramos, quien lamentablemente no puede asistir también a la de Kovacic, gran amigo suyo, pero en la que sí estará el segundo capitán, Marcelo. Dani Carvajal tampoco faltará a las dos bodas de los canteranos del Real Madrid y en el club no se descarta que Florentino Pérez haga aparición en dos de las tres ceremonias. Lo que sí está claro, pese a haberse publicado lo contrario, es que Sergio Ramos no podrá acudir mañana a la boda de su compañero en la selección, Marc Bartra, que se casa con la periodista Melissa Jiménez en Argentona (Barcelona). Imposible. Se casa uno de sus «niños»: Vázquez.

Alvaro Morata y su ya mujer, Alice Campello
Alvaro Morata y su ya mujer, Alice Campello

ÁLVARO MORATA Y ALICE

Una boda veneciana con mucha magia

Un flechazo, un año de amor, una pedida de mano mágica y una boda de ensueño... Álvaro Morata es hoy un hombre feliz, aunque lo sería más si se quedase en el Real Madrid y no tuviera que buscar los goles de titular, más que probablemente, en el Manchester United de Mourinho. Pero esa es otra historia. La de hoy tiene un final feliz, que ni siquiera el canterano madridista podría haber imaginado hace un año y tres meses, cuando estaba sumido en una depresión.

Tocaba el final de la temporada pasada y Morata hacía balance: lo había dejado con su novia –María Pombo– y los coletazos de la relación fueron duros; su familia había atravesado por problemas, y una dolorosa pubalgia le había apartado del césped... Y entonces llegó Alice Campello, una modelo e «influencer» con más de medio millón de seguidores en Instagram, entre ellos, el delantero, hasta que un día se animó a mandarle un mensaje privado a través de la red. Ella, una niña bien, hija de Andrea Campello, dueño de muchos concesionarios Fiat y Jeep en Venecia, tardó en responderle. Sobre todo, porque su padre le advirtió de que no se juntase con un futbolista. Pero el flechazo en la red se vio contrastado una semana después, cuando, después de contestarle que accedía a que se conocieran, se vieron en Milán.

Desde entonces, la pareja ha quemado etapas a la misma velocidad que ha ido creciendo su amor. Son la naturalidad y el cariño personificados. No esconden su relación, sino todo lo contrario, la prodigan. Tanto es así que la pedida de mano fue pública. Morata se alió con el Mago Pop para que subiese al escenario a Alice. «Te voy a hacer el mejor truco de tu vida», le dijo mientras el resto de los presentes en el espectáculo grababan el mágico y romántico momento. Ella dijo sí y el día de la boda, en su feudo natal, en Venecia, ha llegado.

Alice y Álvaro se han casado hoy en el idílico y lujoso emplazamiento del hotel JW Marriott Resort & Spa, un lugar conocido como Isla de las Rosas, un piélago privado sobre el que hay construido un complejo palaciego en el que, además de un hotel con 266 habitaciones de lujo y cuatro restaurantes, hay una Iglesia del siglo XIX. Los novios han diseñado ellos mismos las alianzas, de oro rosa, y Alice ha lucido dos trajes de novia, uno de ellos de corte romántico. Y, como en esta pareja nada se oculta, se ha podido ver sin reparos hasta la lista de bodas. Quizá porque el jugador y futura mujer han decidido donar el importe de los regalos a una asociación contra el cáncer infantil, causa en la que Morata está muy involucrado.

Blancos y radiantes

Kovacic y su chica del coro

Hace meses, desde sus sendas pedidas de mano públicas, que se sabía que Morata y Lucas Vázquez agotaban sus días de solteros, pero había otra sorpresa en el vestuario del Real Madrid: también hoy se casa Mateo Kovacic (23 años) con Izabela Andrijanic (22), una belleza croata de origen suizo a la que conoció en su adolescencia en una Iglesia donde ella cantaba en el coro y él fue monaguillo, mucho antes de que diera el salto a la primera línea del fútbol profesional. Al enlace en Croacia asistirá su compatriota, compañero y confidente Luka Modric, que acudirá junto a su mujer, Vanja Bosnic. Pero hay más. Una cuarta boda. El próximo madridista en pasar por el altar será el lateral brasileño Danilo... el mismo día que Messi, el 30 de este mes.

Blancos y radiantes
  • 1

VIDEOS DESTACADOS

  • 1
  • 1
    Image

    LifeStyle versión impresa

    LifeStyle. Junio 2017

  • 2
    LifeStyle. Mayo 2017
  • 3
    LifeStyle. Abril 2017
  • 4
    LifeStyle. Marzo 2017