• 1

El artículo de Lomana: España y sus genios universales

  • Junto a Pedro Almodóvar
    Junto a Pedro Almodóvar
Carmen Lomana. 

Tiempo de lectura 4 min.

16 de septiembre de 2017. 03:00h

Comentada
Carmen Lomana.  16/9/2017

ETIQUETAS

En nuestro país, aunque no lo parezca, hay otra realidad que nada tiene que ver con la esquizofrenia tan cansina del secesionismo catalán. Son tantas las barbaridades que he visto esta semana que daría como mínimo para siete crónicas. De todas ellas me revolvió por dentro, supongo que como a ustedes, ver al etarra Otegi tratado como un héroe en la Diada sin memoria histórica (no tan lejana) de la masacre de Hipercor en Barcelona. Tengo la impresión de que el Gobierno teme más la ley que a los golpistas. Amenazando, pero sin tomar decisiones radicales como prohibir el espectáculo secesionista de ayer con la celebración del acto ilegal de apertura de campaña del 1-O en Tarragona. También nos preguntamos dónde está la otra mitad no independentista. Pero no podemos pedirles que compitan en fanatismo con personas como Puigdemont. Ellos no pueden apañarselas solos, eso sería tanto como admitir el fracaso del Estado. La otra mitad de Cataluña se manifiesta cuando vota y encomienda a sus representantes la confección de un parlamento por más fragmentados y débiles que estos sean. Y a esa mitad los independentista se la pasan por el forro profanando el parlamento en un golpe sin armas.

Pues como les decía al principio de esta crónica el resto de España vivimos otra realidad mucho más alegre y creativa como el fantástico desfile del jueves de Alejandro Gómez Palomo, «Palomo Spain». Que-
dé fascinada. Era un mundo de belleza, transgresión, libertad, con un casting de hombres de diferentes nacionalidades que tenían en común la belleza y la casi intangibilidad por lo etéreos y sutiles que resultaban. Todos vestidos con ropa que en principio iba dirigida a mujeres. Algunas de ellas maravillosas piezas de costura y otras jugando con el tema del desfile «Gran Hotel Palomo» en el que se podía intuir a la gobernanta, el servicio de limpieza y variedad de viajeros despertándose de una resaca con fantásticos albornoces y gafas de sol preciosas también diseñadas por Palomo de la marca Kaleos. Su colección, muy inspirada en los años setenta, nos hizo soñar a todos y alejarnos de etiquetas y convencionalismos. Entre los muchos invitados conocidos se encontraba Pedro Almodóvar disfrutando de personajes y ambiente que recordaban a la movida madrileña de los 80, ahora tan olvidada. Nuestro país siempre ha dado genios universales y lo que más me emociona es que estos genios casi nunca han salido de las grandes ciudades y ambientes sofisticados lo que demuestra que el talento nace, se desarrolla y triunfa por muy hostil que sea el medio. Palomo es de Posadas, un pequeño y precioso pueblo de Córdoba. Elio Berhanyer también era cordobés y muy humilde, un niño de la guerra que sufrió muchísimo, Pedro Almodóvar, de Calzada de Calatrava (La Mancha)... ¡cuántos genios ha dado La Mancha! Desde Don Quijote a Sara Montiel sin olvidar al magnífico y queridísimo diseñador Manuel Piña al que nunca olvidaré y que fue uno de los grandes en los 80.

Ayer desfilaron en Cibeles Francis Montesinos y Agatha Ruiz de la Prada, dos amigos a los que arropé con mi presencia. A Francis ya ni recuerdo cuánto tiempo hace que lo conocí en su mágica y surrealista tienda de la calle Caballeros en Valencia. Agatha también es amiga desde el año 81. Fui de las primeras en comprar y lucir su ropa, que era un canto a la alegría y al color en una época que el diseño japonés bastante gris y poco favorecedor lo invadía todo. Con una excepción, Kenzo y su espectacular y colorista tienda de La Plaza des Victoires en París. Agatha es una de las personas más trabajadoras que conozco, lo que unido a su creatividad y falta de complejos hace de ella un ser único. La admiro y respeto por su aportación a la moda, decoración, papelería y maravillosa ropa de niños. Tenemos un país con un tejido social creativo que siempre asombra al mundo, desde Picasso y Miró a Almodóvar. Valorémoslo y no dejemos que nadie intente faltarle el respeto. Tenemos que sentirnos muy orgullosos de ser españoles. Feliz fin de semana lleno de sonrisas...

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs