martes, 06 diciembre 2016
04:28
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Andalucía

Díaz llega al Debate sin cumplir las promesas de investidura de 2013

  • La presidenta andaluza solicitó por primera vez la confianza del Parlamento en septiembre de 2013. Entonces hizo una serie de anuncios, como la reforma de la Cámara de Cuentas o la Ley de Participación, que tres años después aún no se han desarrollado

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, junto al vicepresidente andaluz, Manuel Jiménez Barrios, en el Parlamento
La presidenta de la Junta, Susana Díaz, junto al vicepresidente andaluz, Manuel Jiménez Barrios, en el Parlamento
Manuel Olmedo

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, afronta a partir de mañana su segundo Debate sobre el Estado de la Comunidad. El anterior tuvo lugar en septiembre de 2014, cuando el arco parlamentario era cuestión de sólo tres fuerzas políticas. Lo que no cambia es que de nuevo se cruzan las cuestiones internas del Partido Socialista, aunque esta vez sean más evidentes y de más gravedad. Hace dos años, el Debate sobre el Estado de la Comunidad estaba previsto para cerrar en junio el periodo de sesiones, el mismo mes que en 2013 cuando el ex presidente José Antonio Griñán anunció que dejaba la Junta para que «nuevos pilotos» llevaran el Gobierno andaluz a «nuevos horizontes».

Sin embargo, Díaz lo pospuso a septiembre, con una fuerte contestación de la oposición, que interpretó que así evitaba la presidenta andaluza el Congreso extraordinario del PSOE de finales de julio de ese año, del que salió ungido Pedro Sánchez como secretario general por aclamación. Entonces, Díaz y Sánchez se fundieron en un abrazo para celebrar el resultado. Y Díaz dejó pasar uno de sus trenes con destino a Madrid. Mucho han cambiado las cosas en este tiempo.

Lo que no ha cambiado tanto es el grado de ejecución de las promesas que formuló Díaz en su primer discurso de investidura del 4 de septiembre de 2013. Han pasado tres años y buena parte del desarrollo propositivo está inédito, especialmente lo que afecta al paquete de regeneración democrática. Ni reforma de la Cámara de Cuentas, ni agilización de los trámites administrativos, ni prohibición de las donaciones privadas a los partidos, ni Ley de Participación... Hay deudas pendientes y las más importantes las desarrollamos a continuación.

«El desprestigio de la política mina la credibilidad de nuestras instituciones. La limpieza en la vida pública es incompatible con la falta de ejemplaridad».

Éstas fueron las palabras que pronunció solemnemente la presienta andaluza en su discurso de investidura de hace tres años. En junio de 2015 el PSOE pactó con Ciudadanos un acuerdo de investidura basado en 72 medidas. Una de ellas aludía de manera directa al apartamiento inmediato de todo cargo que resulte imputado por un caso de corrupción política.

No obstante, tanto el ex consejero de Turismo, Luciano Alonso, como el delegado de Empleo en Jaén, Antonio de la Torre, siguen en sus puestos. El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha abierto procedimiento abreviado contra Alonso por el caso de los «directores fantasma». De la Torre fue detenido hace un mes por participar en el amaño de un contrato cuando ocupaba la dirección del área de Presidencia de la Diputación de Jaén.

«Una modificación legal para que se fortalezca y amplíen las competencias de la Cámara de Cuentas, mejorando su capacidad de control»

Esta reforma para que el máximo órgano de control externo de la Administración tenga más poder y pueda imponer multas coercitivas sigue pendiente tres años después. El Parlamento aprobó una proposición no de ley (PNL) en octubre del año pasado para instar al Consejo de Gobierno a que inicie los trabajos. Poco se ha avanzado hasta el momento. El PSOE ha tumbado en el Parlamento algunas propuestas de reforma de la Cámara de Cuentas que ha elaborado la oposición, y el Consejo de Gobierno se ha posicionado en contra de la tramitación de las iniciativas legislativas de Izquierda Unida, una de las formaciones que más ha insistido en este asunto.

«Promoveremos una reforma legal con el objetivo de prohibir las donaciones privadas a los partidos políticos, proponiendo a los grupos de esta Cámara que respalden una iniciativa legislativa en este sentido».

Susana Díaz propuso esta medida en mitad de la polémica del «caso Gürtel» que afecta al Partido Popular. Sin embargo, no se ha plasmado hasta el momento en ninguna iniciativa concreta.

«Nos proponemos que la transparencia sea el principio rector del funcionamiento de la administración».

El Partido Popular ha tenido que acudir al Consejo de Transparencia, ya que la Junta no le suministró a través del Portal de Transparencia ni en el plazo reglamentario de 20 días ni en la prórroga de los siguientes 20 los datos sobre las cantidades recuperadas de los casos ERE y formación. Hay numerosa información relativa a las empresas públicas que sigue sin aparecer en el Portal de Transparencia. Este extremo ha llegado a reconocerlo el vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios.

«Me comprometo a remitir al Parlamento el proyecto de Ley de Participación antes de que finalice el presente año»

El Consejo de Gobierno inició la tramitación del anteproyecto de ley no en 2013, como prometía Díaz, sino en julio de 2014. La Ley de Participación forma parte del bloque legislativo que prometió el ex presidente Griñán en su discurso de investidura de mayo de 2012. Esta ley ni se ha aprobado ni hay perspectivas a corto plazo.

«Vamos a exigir la introducción de indicadores de evaluación en todas las normas»

El objetivo es que los ciudadanos conozcan el grado de cumplimiento de los objetivos conseguidos por una norma o un procedimiento. Otra promesa que sigue en el cajón.

«Me comprometo a crear un instrumento público que facilite financiación a los proyectos empresariales»

Se trataba de un instituto público de crédito. Quedó reducido a la apertura de una mesa de trabajo.

«Impulsaremos una agilización de los trámites necesarios para la creación de empresas»

Sigue siendo uno de los grandes lastres en el sector económico. Este asunto centró las críticas de C’s, socio de gobierno del PSOE, en la última sesión plenaria.

«De manera inmediata presentaremos la ley que regule el acceso a los beneficios públicos y medidas contra el fraude fiscal».

La Junta inició la tramitación del anteproyecto de ley en septiembre de 2013. De momento no hay ni siquiera un horizonte aproximado para la aprobación definitiva en el Parlamento.

El PSOE habla de una «intensa actividad»

El secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, aseguró ayer que el Debate sobre el Estado de la Comunidad será «fructífero» si todas las formaciones lo hacen desde «la crítica, la autocrítica y el deseo de mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos». Asimismo, adujo que la presidenta de la Junta dará cuenta de la intensa actividad del Gobierno en la defensa de Andalucía. Todos los esfuerzos del Gobierno andaluz –abundó– están centrados en construir una tierra «más justa y solidaria», con oportunidades, que blinde el estado del bienestar.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1