MENÚ
sábado 18 noviembre 2017
04:47
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

El PSOE se escuda en el objetivo de déficit para frenar la bajada de impuestos

Ciudadanos recuerda que «hay margen suficiente» y que la recaudación tributaria de la comunidad subirá entre 600 y 650 millones

  • El malestar por el impuesto de sucesiones y donaciones está en la calle
    El malestar por el impuesto de sucesiones y donaciones está en la calle
M. González Q.  Sevilla.

Tiempo de lectura 4 min.

30 de junio de 2017. 20:34h

Comentada
M. González Q.  Sevilla. 1/7/2017

La crisis entre socios no es tan patente como en Madrid, pero en Andalucía subyace latente a cuenta del impuesto de sucesiones y donaciones y bajo el paraguas para la Junta del «recorte» por el objetivo de déficit fijado en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF). «No tiene nombre. Ha sido demoledor que el Gobierno, creciendo al 3% como parece que está creciendo nuestro país, venga a recortarnos 450 millones a nuestros hospitales, centros de salud, a nuestra educación y a nuestra dependencia», señaló ayer la presidenta, Susana Díaz. El líder de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, insiste: «Reformar el impuesto de sucesiones es de justicia social, es hora de quitarse algunos estereotipos porque los números cuadran y salen». El PSOE apunta que la negociación tendrá que «pararse» tras el «mazazo» del CPFF.

«Parece una tomadura de pelo que lleven semanas hablando de la recuperación y a la hora de la verdad», cumpliendo «con el objetivo de déficit todos los años en Andalucía», venga «un hachazo de 450 millones», alegó Susana Díaz. La estrategia del «agravio» omite, por ejemplo, que Andalucía recibió de la liquidación de 2014 y 2015 un total de 2.063 millones: 1.079 del primer año y 984 millones del segundo. Sólo Cataluña recibió más entregas a cuenta por parte del Estado.

El presidente y portavoz del grupo de Ciudadanos en el Parlamento andaluz, Juan Marín, consideró que «hay margen suficiente» para reformar la tasa a pesar de «la pérdida de recursos». Según Marín, «el aumento de la recaudación que provocará ese crecimiento de nuestra economía en torno a un 2,8% en este año y en el siguiente, da margen más que suficiente para poder encajar esa reforma que Ciudadanos plantea». El partido naranja rechaza que la reforma fiscal del impuesto de sucesiones «ponga en riesgo los servicios públicos esenciales. Apenas supone el 0,9% de los ingresos de la comunidad», apuntó. «Debemos seguir sentados en la mesa ambas formaciones políticas, analizar bien las cuentas y ver realmente el impacto que tendrán las propuestas que ha planteado Cs para reducir y reformar el impuesto de sucesiones y donaciones», señaló. «Sólo el aumento previsible de una recaudación con un crecimiento de un 2,8% de la economía andaluza supondrá un aumento de los ingresos de entre 600 y 650 millones», estimó Marín. Según fuentes de Cs, el impacto máximo que tendría la reforma sería de 160 millones. En 2016, la recaudación tributaria ya subió un 5,48% hasta los 14.874 millones.

«La paciencia de los andaluces con este asunto no es infinita», insiste el líder andaluz de Cs, que arrancó el compromiso a la presidenta de volver a reunirse con el techo de gasto autonómico ya sobre la mesa.

EL PSOE INSTA A “PARAR”

Por su parte, el portavoz socialista en el Parlamento, Mario Jiménez, en declaraciones a Canal Sur TV, indicó que el escenario planteado por el Gobierno «hace que todo tenga que pararse hasta hacer una evaluación y una determinación de cuáles son las consecuencias para las cuentas de la comunidad de un recorte de mil millones prácticamente en los próximos dos años». «Si a Andalucía se le va a poner ya una losa encima de 450 millones, hay otras decisiones que no se van a poder tomar, por lo que estamos en un escenario muy complicado», insistió.

Jiménez espera que todos los grupos en Andalucía estén dispuestos a sentarse y ponerse del lado del Gobierno andaluz para defender los servicios públicos esenciales y que, sobre todo, el PP-A esté a la altura y exija al ministro Montoro y al presidente Rajoy que «no maltraten a esta tierra».

El líder de los populares andaluces, Juanma Moreno, apuntó que va a defender «la mejor financiación posible para Andalucía», pero «no es sólo cuestión de mejor financiación, es que también hay que saber gastar y gestionar esos recursos, y la presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha dejado claro que no tiene esa capacidad de gestionar recursos públicos».

«Tenemos un Gobierno del Partido Popular que en los momentos más difíciles, cuando estaban el riesgo las nóminas y los servicios básicos de los andaluces, puso en marcha mecanismos de auxilio financiero», indicó Juanma Moreno, subrayando que en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2017 Andalucía «ha recibido 835 millones extraordinarios para que la Junta los dedique a la sanidad, a la educación y a las políticas sociales».

CACEROLADA

La

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs