Actualidad

La Policía detecta conexiones entre las adjudicatarias de contratos del Infoca

Trata de averiguar si la concesión de subvenciones y créditos por parte de la Junta a Faasa «ha sido el medio utilizado para ir haciendo cada vez más competitiva» a esa empresa

Trata de averiguar si la concesión de subvenciones y créditos por parte de la Junta a Faasa «ha sido el medio utilizado para ir haciendo cada vez más competitiva» a esa empresa

Publicidad

La Policía Judicial considera «relevante» averiguar si la concesión de subvenciones y créditos por parte del Gobierno andaluz a Faasa ha sido el «medio utilizado para ir haciendo cada vez más competitiva» a esa empresa cordobesa, máxima beneficiaria de un concurso público para la contratación de medios aéreos destinados al Plan Infoca que está siendo investigado por un juzgado sevillano. «Hasta el punto», se asevera en informes policiales sobre el caso en posesión del órgano judicial consultados por LA RAZÓN, de que «pueda cubrir una demanda pública de compleja satisfacción para otras empresas del sector».

Una parte de la investigación policial, que arrancó gracias a la denuncia de un funcionario de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, se ha centrado en determinar si las cinco adjudicatarias de los lotes en los que se dividieron las últimas contrataciones para el Infoca –Sociedad Aeronáutica Peninsular SL, Trabajos Aéreos Espejo SL, Faasa Aviación SA, Servicios Aéreos Europeos y Tratamientos Agrícolas SL e Inaer Helicópteros SAU– tienen relación entre ellas. Los agentes han detectado, entre otras cuestiones, que «desde el inicio de las pesquisas, la empresa a la que apuntan los indicios de favoritismo por parte de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía ha sido Faasa». Los propietarios de esta compañía parecen ser integrantes de «una misma familia» y algunos de sus miembros «han ocupado cargos en otras empresas ganadoras de los lotes», sostienen. En ese marco, los investigadores destacan el «revelador dato» de que el presidente de la firma, Miguel Ángel Tamarit Campuzano, haya «formado parte» del «organigrama de Servicios Aéreos Europeos y Tratamientos Agrícolas (como fundador), así como de Trabajos Aéreos Espejo (como socio)». En la misma línea, el vicepresidente y consejero de Faasa, Miguel Ángel Tamarit Almagro lo ha hecho del de «Inaer Helicópteros SAU (como fundador)». «Manuel González Gabaldón –se añade en el informe policial– ha formado parte tanto de Faasa como de Inaer Helicópteros (como fundador)».

A juicio policial, «esta pertenencia de miembros de Faasa en las otras empresas ganadoras de los lotes, aunque se trate de momentos temporales distintos, ayuda a ir vislumbrando que el trato de favor que presuntamente se viene dando en los expedientes de contratación analizados apunta a esta empresa, concretamente al señor Tamarit Campuzano», como se deslizaba en la denuncia inicial «al mencionarse que ‘Faasa era una empresa del partido’ –en alusión al PSOE–». En definitiva, la Policía pone el acento en que miembros de la familia Tamarit Campuzano «han basculado» entre las empresas que se presentaron para hacerse con los lotes en los que se dividió el contrato de la Junta para garantizar las aeronaves del Infoca.