MENÚ
lunes 23 octubre 2017
10:12
Actualizado
El Tiempo
  • 1

La región pierde casi 50.000 ocupados en los últimos tres meses

La economía acusa una mayor dependencia de la estacionalidad del sector servicios

  • La presidenta de la Junta de Andalucía, ayer
    La presidenta de la Junta de Andalucía, ayer
A. Muriel.  Sevilla.

Tiempo de lectura 2 min.

03 de octubre de 2017. 22:19h

Comentada

La secuela del verano ha sido dura. El paro, según los registros de inscritos en el INEM que aparecieron ayer, subió en el mes de septiembre un 1,24 por ciento. Esto es, 10.273 personas más hasta llegar a la cifra total de 841.885 desempleados. La tendencia, no obstante, hace tres años que es de descenso. Y si ampliamos la mirilla al análisis de los últimos doce meses, la región presenta un comportamiento positivo, puesto que la bajada del paro es del 7,57 por ciento, frente al 8,34 por ciento a nivel nacional. Una bajada significativa pero por debajo de la cifra en el conjunto de las autonomías, pese al discurso machacón de la presidenta de la Junta y del resto del Ejecutivo de que en la región el paro está teniendo un comportamiento mejor que la media. Hasta en la orden de elaboración del Presupuesto de 2018 se recoge esta máxima que no se corresponde con los datos. En 2016, señala la mencionada orden, Andalucía «cerró con el mayor descenso del paro de todas las comunidades». En lo que sí aventaja muy ligeramente la región a la media es en afiliaciones a la Seguridad Social, con un aumento del 3,59 por ciento (101.194) en los últimos doce meses, frente al 3,52 nacional.

No obstante, el comportamiento de las afiliaciones fue bastante negativo en septiembre, puesto que se produjo un descenso del 0,57 por ciento. En total, 16.723 menos, mientras que en el conjunto de las autonomías subieron ligeramente: el 0,14 por ciento. Este mal dato en Andalucía se acumula a las bajadas de julio (10.939 menos) y de agosto (20.366), con lo que el descenso de ocupados durante los últimos tres meses roza los 50.000. Es el resultado de una economía cada vez más dependiente de la estacionalidad del sector servicios, que sólo en septiembre tuvo que encajar 15.697 parados más. El número total de afiliados a la Seguridad Social se queda en 2.922.098, un poco más lejos de los tres millones que prometió Susana Díaz para final de año. El otro compromiso de la presidenta de la Junta es el de bajar de los 800.000 parados. Se la juega en los próximos tres meses.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs