MENÚ
sábado 18 noviembre 2017
23:07
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Las renuncias de herederos, 3 puntos por encima de la media española

La campaña de la Junta fracasa y el Gobierno andaluz se esconde: «Las firmas, a la Moncloa»

  • La consejera de Hacienda, María Jesús Montero
    La consejera de Hacienda, María Jesús Montero / Manuel Olmedo
P. G./ Agencias.  Sevilla.

Tiempo de lectura 2 min.

21 de marzo de 2017. 21:26h

Comentada
P. G./ Agencias.  Sevilla. 22/3/2017

La Junta de Andalucía ha vuelto a pinchar en hueso. La campaña publicitaria, con dinero público, destinada a priori a despejar las incógnitas y acabar con lo que denominaban «falsos mitos» del impuesto de sucesiones y donaciones ha fracasado. Susana Díaz no sólo amenaza con devolver las competencias al Estado, su Ejecutivo directamente responde a los andaluces que muestran su disconformidad pidiéndoles que las firmas recogidas se dirijan «a la Moncloa». Lejos de ofrecer soluciones ajustadas a la demanda ciudadana, el Gobierno andaluz se esconde detrás de Mariano Rajoy, al que responsabiliza de todo lo que no funciona y es incapaz de arreglar.

Un 14,5% de herederos renuncian a sus herencias en Andalucía, porcentaje por encima de la media estatal del 11,4%, según los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha). Estos cifran en 17.862 declarantes del impuesto de patrimonio en Andalucía, con un patrimonio total neto sin deudas de 41.401 millones. El patrimonio empresarial exento se cifra en Andalucía en 14.612,9 millones, mientras que el importe medio del patrimonio total neto se cifra en 2,3 millones, siendo la base imponible del IRPF de los declarantes de patrimonio de 76.584 euros. La recaudación del impuesto de sucesiones y donaciones en 2015 se cifra en 399,5 millones.

A nivel nacional, Gestha estima que la supresión del impuesto de sucesiones beneficiaría principalmente al 0,7% de los contribuyentes con mayor renta y advierten de que los principales perjudicados serían el 72,4% de los contribuyentes que ingresan entre 6.000 y 60.000 euros al año. Una rebaja de los 2.736 millones que actualmente recauda este impuesto conllevaría un aumento de la escala autonómica del IRPF y del impuesto sobre el patrimonio para compensar a las comunidades autónomas, así como del IBI.

El portavoz del PP-A, Elías Bendodo, criticó que Susana Díaz se gaste «dinero público» en una campaña para defender el impuesto de sucesiones y donaciones con la que, a su juicio, «engañan» a los andaluces y pretenden «callar el clamor» que despierta este tributo en Andalucía.

Los populares van a registrar una iniciativa en el Parlamento andaluz para conocer «cuánto dinero público se está gastando el PSOE-A para evitar el evidente desgaste de Susana Díaz con el impuesto de sucesiones y donaciones». Y es que, en su opinión, al PSOE-A siempre le ocurre lo mismo: «Cuando los andaluces se movilizan, le entra el pánico; ya les pasó esto con la sanidad».

Por su parte, el Gobierno andaluz cree que las firmas de ciudadanos reclamando la supresión de este impuesto deberían presentarse, en lugar de en la sede del Defensor del Pueblo Andaluz, en la Moncloa, porque se trata de un impuesto de naturaleza estatal «que se paga en todas las comunidades», indicó el portavoz, Miguel Ángel Vázquez, que responsabiliza al PP-A de una «campaña de confusión, de demagogia, de intoxicación y de manipulación» de un impuesto vigente desde 1987.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs