MENÚ
miércoles 22 noviembre 2017
04:30
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

¿Pulso PSOE-Cs por el impuesto de sucesiones o mera escenificación?

La Junta recauda por impuestos 77 millones más hasta junio e ingresa 2.316 millones extra por liquidaciones positivas de 2014 y 2015

  • Juan Marín, en un encuentro oficial con la presidenta de la Junta
    Juan Marín, en un encuentro oficial con la presidenta de la Junta
A. Muriel.  Sevilla.

Tiempo de lectura 4 min.

06 de septiembre de 2017. 22:03h

Comentada
A. Muriel.  Sevilla. 7/9/2017

Oficialmente lo que se desprende de los discursos de la Junta y de Ciudadanos es que mantienen un duro pulso para llegar a un acuerdo sobre la condición que plantea la formación naranja para aprobar el Presupuesto: la eliminación del impuesto de sucesiones a las herencias de hasta un millón de euros. Tras la reunión del martes entre Juan Marín (Cs) y la consejera de Hacienda, María Jesús Montero, el Ejecutivo andaluz expresó que ve «difícil» pactar todo lo que piden los socios de investidura. En la misma dificultad insistió también ayer el máximo dirigente de Cs en Andalucía. Líderes de la oposición comentan, sin embargo en privado, que se trata de una mera escenificación para magnificar la foto final del acuerdo y que la bajada del impuesto de sucesiones, y por tanto el Presupuesto de 2018, estaría cerrada. Las cifras del contexto actual marcan que hay margen. O al menos mucho más margen que en todos los años previos de crisis. El impuesto de Sucesiones y Donaciones supone unos ingresos que rondan los 370 millones anuales. La reforma de Cs implicaría un impacto de unos 180 millones. Sólo por la liquidación del modelo de financiación de 2015, Andalucía dispondrá este año de 1.237 millones extra.

773 millones

La Junta ha tenido durante la crisis momentos de serias dificultades con la recaudación de impuestos. El momento «horribilis» fue 2010, cuando la cesta tributaria se despeñó un 15,97 por ciento. En esa coyuntura sí estaba en peligro la prestación de servicios básicos como educación o sanidad, porque además la Junta tenía cerrados a cal y canto los mercados de deuda. A José Antonio Griñán no le quedó otra salida que acometer una fuerte subida de impuestos. Ahora, la situación es radicalmente distinta. La recaudación de la Junta y de sus agencias administrativas cerró 2016 con un aumento del 5,48 por ciento, lo que se traduce en 773 millones de euros más. El comportamiento de figuras impositivas esenciales como el IRPF o el IVA fue muy positivo. Tal es así que los ingresos por la tarifa autonómica de IRPF subieron un 4,79 por ciento y el Impuesto de Valor Añadido un 6,76. La tendencia se ha suavizado en los seis primeros meses del año, pero también va al alza. Entre enero y junio, la región recaudó de la cesta de impuestos que tiene cedidos un 1,07 por ciento más, lo que supone una diferencia de 77 millones de euros. En cifras absolutas el resultado total es de 7.264 millones de euros. Los Impuestos indirectos, como son el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, el Impuesto de Patrimonio, el Impuesto sobre Depósitos Bancarios o la tarifa autonómica del IRPF registraron un balance positivo del 2,09 por ciento, mientras que los impuestos indirectos bajaron un 0,28.

2.316 millones

Susana Díaz fue muy crítica cuando se conoció la liquidación de la financiación de 2013. A Andalucía le tocó pagar 426 millones de euros al Estado. En parte, debido a que la Junta recaudó de su cesta de impuestos menos de lo que había previsto. La tendencia también ha cambiado de manera notable en este campo. El Ejecutivo andaluz va a ingresar 2.316,34 millones de euros extra de las liquidaciones del modelo de financiación de 2014 y 2015. El procedimiento es el siguiente: el Estado entrega el dinero por adelantado a las comunidades y en función de una serie de variables, entre ellas el comportamiento de los tributos, liquida de manera positiva o negativa. Esto es, devuelve el sobrante a las comunidades o les reclama lo que falta. Pues bien, en 2014 –con efectos en 2016 porque siempre se cierran las cuentas dos años más tarde– la Junta recibió 1.079,09 millones de euros. La liquidación provisional de 2015 –con efectos para este año– era de 984,25 millones de euros extra, pero el cierre final supuso otros 253 millones hasta sumar 1.237,25.

621 millones

Las entregas a cuenta del Estado también aumentan sensiblemente de cara al próximo ejercicio 2018. Andalucía va a recibir 621 millones de euros más que en 2017, según informó la propia consejera de Hacienda. La Junta resta a esta cantidad lo que supone el cumplimiento del objetivo de déficit del 0,4 por ciento que exige el ministerio del ramo, en demanda de la agenda de consolidación fiscal que impone la Unión Europea. Aún así, el balance positivo asciende a 311,7 millones de euros.

3% de crecimiento

La Junta elaboró el Presupuesto de 2017 con unas previsiones iniciales que apuntaban un crecimiento del Producto Interior Bruto del 2,3 por ciento. Es una de las mejores cifras de los últimos diez años. No obstante, estas estimaciones han ido mejorando a lo largo del año, tal y como apuntan distintas instituciones como Unicaja o BBVA. La estimación global se mueve en una horquilla que va del 2,5 al 3 por ciento. Este indicador condiciona la mejora del mercado laboral, el consumo o la recaudación.

Cs fía el apoyo a las cuentas sólo a eximir a las herencias de un millón

El presidente y portavoz del grupo de Ciudadanos en el Parlamento andaluz, Juan Marín, manifestó ayer que ve «bastante complicado el acuerdo» con el Gobierno andaluz en relación con la elevación del mínimo exento en el impuesto de sucesiones, después de que su formación haya puesto sobre la mesa que sea un millón de euros. Marín se ha pronunciado así, en una entrevista con Canal Sur Radio recogida por Europa Press sobre el impuesto de Sucesiones. Dijo estar dispuesto a vincular en un solo documento la reforma del impuesto de sucesiones al «respaldo a los Presupuestos de 2018».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs