MENÚ
viernes 20 octubre 2017
01:56
Actualizado
El Tiempo
  • 1

Realizan cuatro registros domiciliarios e intervienen objetos del detenido

  • Un policía forense durante uno de los registros practicados
    Un policía forense durante uno de los registros practicados
Ep.  Huelva.

Tiempo de lectura 2 min.

27 de junio de 2014. 14:22h

Comentada

La Guardia Civil ha realizado cuatro registros domiciliarios, desde la detención el pasado martes de F.J.M., de 30 años de edad y natural de Almonte (Huelva), por su presunta relación con el doble crimen de un padre y su hija de ocho años en su vivienda en la localidad, hallados muertos con signos de violencia por heridas de arma blanca en abril de 2013, y ha intervenido objetos de esta persona, que están siendo analizados por los investigadores y los laboratorios de Criminalística de la Guardia Civil. Según ha informado la Guardia Civil en un comunicado, en estos días los agentes han registrado una vivienda que compartía esporádicamente con su compañera sentimental -madre y expareja de los fallecidos-, una nave-local propiedad del detenido y en la taquilla-armario de su puesto de trabajo, en el mismo supermercado donde trabajaba el fallecido y esta mujer.

La Guardia Civil, en el transcurso de esta operación denominada "Mado" y tras varios meses de permanente investigación y empleo de gran cantidad de medios humanos y técnicos, detuvo a esta persona tras hallar diversas pruebas e indicios que apuntan a que se trata del presunto autor de las muertes, compañero de trabajo del hombre fallecido que, desde el principio de las investigaciones, había llamado la atención por la relación que mantenía con las víctimas.

El crimen fue descubierto por el abuelo materno de la niña, tras comprobar que su nieta no había asistido al colegio y que el padre de ésta tampoco se había personado en el puesto de trabajo, que desempeñaba en un supermercado de la localidad. En la inspección ocular realizada en la vivienda donde sucedieron los hechos, se comprobó que el autor/es había accedido sin forzar puertas o ventanas, por lo que el equipo conjunto de trabajo, formado por agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Grupo de Homicidios de la Unidad Central Operativa desplazados desde Madrid y de la Unidad de Policía Judicial del mismo Cuerpo de la Comandancia de Huelva, centraron las sospechas sobre personas próximas al entorno de las víctimas.

En las investigaciones se averiguó, entre otras cosas, que en la vivienda donde sucedieron los hechos residía únicamente el hombre fallecido, ya que, su esposa y él se habían separado recientemente. F.J.M. ya ha pasado a disposición judicial este viernes minutos después de las 10,00 horas, y posteriormente la madre y expareja de los fallecidos también ha acudido a los juzgados de La Palma, tras ser citada a declarar.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs