domingo, 11 diciembre 2016
02:44
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Castilla y León

Antes de 2020 todos los municipios de más de 2.000 habitantes tendrán depuradora

  • Así lo asegura Suárez-Quiñones al visitar las dos nuevas estaciones de Pancorbo y Puebla de Arganzón

Suárez-Quiñones visita la depuradora de Pancorbo en compañía del alcalde Carlos Ortiz y de César Rico
Suárez-Quiñones visita la depuradora de Pancorbo en compañía del alcalde Carlos Ortiz y de César Rico
Ricardo Ordoñez/Ical

Antes de que finalice la presente legislatura, en abril de 2019, todos los municipios de más de dos mil habitantes de Castilla y León tendrán una depuradora para las aguas residuales. Y de esta forma se cumplirá con la directiva europea que así lo exige.

Así lo aseguraba ayer el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, durante la visita que realizaba a las dos nuevas estaciones ejecutadas recientemente en las localidades burgalesas de Pancorbo y La Puebla de Arganzón, en el enclave de Treviño, que han contado con 2,5 millones de euros de inversión, y posibilitará que casi cuatro mil personas tengan agua en cantidad y de calidad para beber.

El consejero recordaba que todavía quedan cuarenta depuradoras por acometer en estos dos años y medio que beneficiarán a casi doscientos municipios y que su departamento invertirá para ello más de 75 millones de euros. Entre ellas se encuentra la de Castrojériz, también en Burgos, y la única que falta por acometer en esta provincia.

Las nuevas depuradoras que Suárez-Quiñones inauguraba en Burgos, disponen de los elementos propios de este tipo de infraestructura y, en el caso de la de Pancorbo, cuenta con un colector de aguas residuales desde el pueblo hasta la estación así como de un emisario de agua tratada desde la estación hasta el río Oroncillo. Además, admite un caudal de 520 metros cúbicos de agua diarios.

En lo que se refiere a la depuradora de Treviño, cabe señalar que antes de su puesta en marcha, el municipio vertía sus aguas sin depurar directamente al río Zadorra, por lo que ha dado respuesta también a un problema medioambiental que preocupaba en la zona. La nueva depuradora dispone también de un colector de aguas residuales, de 60 metros, que conecta la estación con el pueblo y también un emisario hasta el río Zadorra, y admite un caudal de 200 metros cúbicos al día, según informan fuentes de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1