martes, 27 junio 2017
11:22
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Castilla y León

«En Castilla y León somos claramente deficitarios en médicos de familia»

  • Así lo asegura a LA RAZÓN el presidente del Colegio de Médicos de Valladolid, José Antonio Otero Rodríguez, en el Día de la Atención Primaria

José Antonio Otero, presidente del Colegio de Médicos de Valladolid
José Antonio Otero, presidente del Colegio de Médicos de Valladolid

«La situación del sistema sanitario en general y, de la Atención Primaria, en particular, es crítica». Lo dice el doctor José Antonio Otero Rodríguez. Presidente del Colegio de Médicos de Valladolid. Un profesional de reconocido prestigio en toda España.

En su opinión, se necesita más financiación y muchas reformas. Algo que no será posible hasta que la Administración no crea de verdad en la Atención Primaria como su herramienta más valiosa. «Si la Atención Primaria va bien, irán mejor los hospitales y todo el sistema sanitario, no le quepa a usted la menor duda», insiste el doctor Otero.

El presidente del Colegio de Médicos de Valladolid advierte de que en España hay 7,5 médicos de familia por cada 10.000 habitantes, cuando en los países de nuestro entorno, la media es de diez. «Por lo que se refiere a Castilla y León, las cifras cuadran aún menos, por la dispersión de la población y asignación de cuotas. Hay médicos que atienden a 1.500 pacientes y otros no llegan a los ochocientos», explica. «Nuestra Comunidad es claramente deficitaria en médicos de familia», añade José Antonio Otero con rotundidad.

Para el presidente del Colegio de Médicos de Valladolid no hay duda: «en Castilla y León se tienen que llevar a cabo reformas ineludibles que no van a gustar a la población, pero que son imprescindibles». «No se puede tener a un médico desplazándose cientos de kilómetros para hacer recetas», advierte.

Un problema que sería menor si se facilitara medios de transporte cómodos y gratuitos que acerquen a los pacientes hasta los centros de salud más cercanos. «hay que educar a la población para que utilice para las recetas la vía telemática», insiste. «Importa lo que importa: asegurar una buena atención al paciente, algo que no pasa necesariamente por el consultorio local».

Para mejorar la atención y la competitividad del médico, éste «debe disponer de tiempo para atender a patologías muy variadas y de pacientes muy diversos, y de centros de salud con las herramientas necesarias para hacer bien su trabajo».

Por otro lado, se queja de que no ha habido tampoco planificación. «Sabiéndose como se sabe que en los próximos años se van a jubilar más de 600 médicos de familia en Castilla y León; que formar a un médico cuesta entre diez y once años; y que cada año obtienen el título de médico 120 personas en la Comunidad a las que no se consigue retener, está claro que la Administración no ha sido anticipativa y ahora hay que apechar con la situación y hacerlo ya».

«A los médicos -señala también- hay que darles incentivos económicos y de otro tipo. Que en los concursos de traslados que se valore en mayor medida el haber estado en puestos de médico de familia en el entorno rural, o asegurar a los médicos jóvenes que con el traslado van a mejorar sus competencias.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1