jueves, 27 julio 2017
04:23
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Castilla y León

Europa reconoce a una vallisoletana como «Médico Cinco Estrellas»

  • Verónica Casado, del Centro de Salud de Parquesol, se alza con el codiciado galardón que otorga anualmente la Organización Mundial de Medicina de Familia

Veronica Casado, médico de familia
Veronica Casado, médico de familia
Dos Santos

«Los problemas del paciente se resuelven al menos en un 96 por ciento en las consultas de Atención Primaria», asegura a LA RAZÓN Verónica Casado.

Un dato que «demuestra que somos más que necesarios, pero que difÍcilmente podremos hacer nuestro trabajo si no nos aligeran la burocracia y nos dan más tiempo para estar con el paciente», advierte esta doctora distinguida con el Premio Médico Cinco Estrellas de la Organización Mundial de la Medicina de Familia entre sus colegas de Europa.

Un galardón con el que se reconoce, cada año, la excelencia y profesionalidad en la asistencia sanitaria de los mejores médicos de todo el mundo.

Verónica Casado explica que, en estos momentos, un médico de familia dedica a cada paciente entre ocho y diez minutos; un tiempo «insuficiente» para atender en profundidad a la inmensa mayoría de los pacientes.

Salud de calidad

«Los médicos de familia procuramos y queremos ser lo más altamente resolutivos, pero para ello necesitamos tiempo», añade. La doctora Casado asegura también que, a medida que envejece la población, aumentan igualmente los problemas.

Precisamente por eso una Comunidad como la de Castilla y León, con una población envejecida y muy dispersa necesita más que cualquier otra de más médicos de familia, si se quiere una salud de calidad.

Pese a ello, Verónica Casado valora positivamente la Atención Primaria que se presta en toda España, en general, y, en esta Comunidad, en particular, por parte de los profesionales que a ella se dedican.

«Estamos todos los años entre los primeros de las listas, y es indiscutible que impactamos directamente en la esperanza de vida de los castellanos y leoneses», afirma esta médico de cabecera, convencida de que «a mejor Atención Primaria, menor mortalidad en la población».

Por otro lado, lamenta que no se está apostando por la Atención Primaria como eje central del sistema de salud.

Verónica Casado, que trabaja en el Centro de Salud de Parquesol de la capital vallisoletana, coincide con el presidente del Colegio de Médicos de Valladolid en que no ha habido una buena planificación a la hora de asegurar el relevo generacional. «No es ninguna novedad que un gran porcentaje de nosotros nos jubilamos en los próximos años, una realidad que no se ha sabido gestionar».

La médico galardonada propone aumentar las plazas de médicos de familia en el MIR y fidelizar a los profesionales «que formamos en la Comunidad con el dinero de nuestros impuestos».

«No se puede ofrecer a un médico joven un trabajo de cinco horas aquí y cuatro allá», advierte la doctora, mientras pide mayor defensa del sistema público de salud y compromiso por parte de la Administración y también la sociedad civil.

A la pregunta de cuáles son las cualidades que debe tener un buen médico de familia, Verónica Casado responde así: «lo primero que esté enamorado de su profesión para que el trabajo que realizan revierta en beneficio de las personas que es lo que importa».

En segundo lugar, añade: «además de buena formación -cuanta más mejor-, debemos tener habilidades comunicativas, sociales y éticas».

Castilla y León, con el cinco por ciento de la población total de España, tiene el 36 por ciento de los consultorios locales de todo el país, hasta un total de 3.600, de los cuáles más de 1.500 se sitúan en municipios de menos de medio centenar de vecinos.

Otro modelo de gestión

Precisamente por esto, Verónica Casado ve necesario un nuevo modelo de gestión para atender al medio rural. En este sentido, asegura que en los consultorios de los pueblos, los médicos tendrían que ser mucho más resolutivos, «porque el hospital más cercano no está precisamente a diez minutos».

Por ello, apuesta por la receta electrónica y la telemedicina para hacer frente a cualquier dificultad, así sea menor, así como por poner en marcha medidas para que los médicos puedan dedicarse más al diagnóstico clínico y de esta forma mantener y mejorar sus competencias profesionales.

Verónica Casado representará al continente europeo en el próximo congreso mundial que se celebrará el próximo año en Seúl, la capital de Corea del Sur.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1