lunes, 05 diciembre 2016
19:39
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

Castilla y León / El debate de los impuestos

Herrera considera un «disparate» que se pueda crear un impuesto sobre el azúcar

  • Además, el presidente de Castilla y León ve una oportunidad para el sector remolachero la desaparición de las cuotas.

La consejera, Milagros Marcos, el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, y el de Acor, Carlos Rico.
La consejera, Milagros Marcos, el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, y el de Acor, Carlos Rico.
JcyL

El presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, se mostró tajante sobre la posibilidad de que pueda crearse un impuesto sobre el azúcar. Algo que tildó como «un disparate» desde el punto de vista recaudatorio y también «contradictorio» con el apoyo público que se da a las industrias. En este sentido, sostuvo que si el objetivo fuera recaudatorio «no tiene sentido», y recordó que un debate similar se produjo cuando se planteó una idea similar respecto al vino, por lo que apeló a la «coherencia» para mantener la misma postura que entonces y rechazar lo que considera «palos en el engranaje» de las industrias que se dedican al sector remolachero y azucarero.

Aunque enmarcó estos debates en los planteamientos de las administraciones públicas para generar más ingresos para nutrir los presupuestos, tampoco ve Herrera acertado el hipotético impuesto desde el punto de vista saludable, ya que en su opinión «lo lógico es incentivar los consumos saludables».

Según Herrera, durante una visita a las instalaciones de la cooperativa agraria ACOR en Olmedo, «el azúcar es saludable» y, aunque reconoció que «todos los abusos son malos», lo que no pueden hacer las administraciones es «interferir» en los esfuerzos de industrias como ACOR para mantener una producción que coloca a Castilla y León como la primera productora de remolacha y de azúcar en España, informa Efe. Por su parte, el presidente de esta cooperativa remolachera, Carlos Rico, vio «ilógico» y sin «datos objetivos» que acrediten su eficacia recaudatoria el establecimiento de este impuesto, que no puede convertir al azúcar en el «chivo expiatorio» de la salud pública.

Y es que hay que aprovechar la oportunidad de un nuevo escenario sin cuotas para fortalecer el sector azucarero de Castilla y León. Una receta que sugirió Herrera, donde incidió en que el futuro del sector pasa por una mayor productividad y competitividad.

El presidente insistió en que en los últimos quince años se ha avanzado en la reestructuración del sector y en la mejora tecnológica de las exportaciones más eficientes y es por ello que en estos momentos la Comunidad cuenta con los mejores rendimientos por hectárea de la Unión Europea, más de 105 Tm/Ha, lo que supone una mejora del 33 por ciento. El reto a corto plazo es el ahorro de costes con el objetivo de equipararlo a los del entorno europeo, especialmente en los de riego y también en los costes de recolección y transporte de remolacha. El consumo de azúcar, que asciende a 1,3 millones de toneladas, permitirá aumentar la actual cuota de mercado, incrementando a su vez las superficies de cultivo y la molturación de las fábricas de Castilla y León.

Además, Herrera se ha referido al apoyo del Ejecutivo autonómico al sector remolachero y así, ha recordado que la ayuda asociada a la remolacha, que se ha consegudio incorporar a la PAC, ascendió en 2015 a 12,2 millones de euros y fue abonada en su totalidad a un conjunto de 3.600 agricultores de la Comunidad.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1