lunes, 05 diciembre 2016
20:20
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

Cataluña / Sida

Acusan a Salud de mentir con la pastilla preventiva del VIH

  • Las entidades anti-sida exigen que se introduzca ya en la sanidad pública y que no se banalicen sus efectos para reducir la epidemia.

Con motivo del día mundial contra el Sida, la plataforma Gais Contra el VIH presentó ayer la campaña «Aturem el VIH. PREP Ara», en la que pidieron a la consellería de Salud que implemente la pastilla preventiva del virus.
Con motivo del día mundial contra el Sida, la plataforma Gais Contra el VIH presentó ayer la campaña «Aturem el VIH. PREP Ara», en la que pidieron a la consellería de Salud que implemente la pastilla preventiva del virus.
Archivo

Enfado monumental de las entidades anti-sida de Cataluña con la conselleria de Salud de la Generalitat, a la que acusan directamente de mentir para no implementar la Profilaxis Pre Exposición (PREP) en los grupos de alto riesgo, una pastilla que se comercializada con el nombre de Truvada y que previene hasta en un 99% la infección de VIH.

Ayer, el secretario de Salud Pública, Joan Guix, afirmó en una entrevista a Rac-1 que si bien esta profilaxis es «una buena herramienta» para las personas en riesgo –hombres homosexuales, mujeres transexuales y trabajadores sexuales– «no garantiza del todo la prevención». Pese a que el último informe de Gesida –grupo de estudio de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas– reconoce que Truvada tiene una efectividad del 99% y efectos secundarios leves en personas jóvenes y sanas, Guix declaró que «hay expertos que dicen que su efectividad no llega al 40%». Además, advirtió de que autorizarla puede conllevar ciertos peligros como la relajación en el uso del preservativo y que «falta información sobre sus efectos colaterales».

«Irresponsabilidad» de Guix

Unas declaraciones «del todo irresponsables» y que han sido recibidas con sorpresa por parte del director de la entidad BCN Checkpoint y miembro de Gesida, Ferran Pujol. «Son excusas para no introducir la Prep en la sanidad pública», criticó Pujol tras advertir que esta proxilasis no sólo es un método para prevenir el VIH sino también otras enfermedades de transmisión sexual (ETS). «Cuando a una persona se le prescribe Truvada tiene que pasar controles médicos cada tres meses, una oportunidad excelente para diagnosticar de forma temprana las ETS y prevenir nuevos contagios», explicó. Además, aclaró que desde las entidades anti-sida «por supuesto se sigue promocionando el uso del preservativo», pero indicó que «hay que ser conscientes de que se utiliza poco por diversos motivos y eso es una realidad que no podemos cambiar». De ahí, que el director de BCN CheckPoint abogue por una «doble barrera», sobre todo en hombres gais y mujeres transexuales, un colectivo que aglutina el 44% de los nuevos diagnósticos de VIH.

Desde agosto un grupo de expertos autorizados por UE estudia la introducción de la Prep en Cataluña para las 10.000 personas que constituyen el grupo de riesgo en esta comunidad. Esta comisión cifra en 50 millones el coste de administrarla y Guix advirtió que en el caso de que la Agencia Española del Medicamento la autorice «se tendrá que ver el grado que puede asumir»” las arcas públicas pese a que como reconoció, «cuesta más barato que los actuales tratamientos antirretrovirales» que toman las personas ya infectadas.

Pujol criticó que mientras se retrasa la introducción de la Truvada los contagios van en aumento y también el número de personas que acuden al mercado negro, sobre todo en Turquía y Reino Unido, para hacerse con la pastilla, lo que conlleva que se tome sin el control adecuado. Para Pujol que la prevención del VIH no sea un tema prioritario en la agenda política española sólo puede explicarse porque afecta mayoritariamente a hombres homosexuales. «A los gais se nos sigue considerando ciudadanos de segunda», reprochó.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1