lunes, 27 marzo 2017
11:05
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Cataluña

Cataluña / Infraestructuras

Barcelona dispondrá de la primera «supermanzana» en septiembre

  • Poblenou albergará este proyecto que restringe la circulación y sitúa la velocidad máxima en 10 kilómetros/hora.

La primera supermanzana estará delimitada por las calles de Badajoz, Pallars, Llacuna y Tànger.
La primera supermanzana estará delimitada por las calles de Badajoz, Pallars, Llacuna y Tànger.
La Razón

El Ayuntamiento de Barcelona anunció ayer la implementación a partir del próximo 5 de septiembre de la primera ‘supermanzana’ de este mandato en el distrito de Sant Martí. El principal objetivo de una supermanzana es reducir en ellas el tráfico. Esta nueva zona urbana estará delimitada por las calles de Badajoz, Pallars, Llacuna y Tánger. El espacio engloba nueve manzanas y en las intersecciones se crearán cuatro plazas públicas. Los vehículos que accedan deberán circular a 10 kilómetros/hora.

«La puesta en marcha del proyecto implica una transformación de la movilidad de Barcelona y una serie de cambios en los usos y las maneras de vivir la ciudad y sus barrios», aseveró la teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz, en rueda de prensa. Dos días antes de la inauguración se llevarán a cabo una serie de trabajos para cambiar la movilidad de la zona que incluyen la colocación de señales verticales y horizontales para modificar la circulación de los vehículos, los carriles bici y las líneas de autobuses. El tráfico, por lo tanto, se tendrá que reducir. La prioridad dentro de esta supermanzana es de los peatones, las bicicletas y el transporte público. La velocidad de los vehículos que entren, como vecinos y trabajadores, será de 10 kilómetros por hora. Los cambios viarios que se harán, sobre todo en chaflanes, obligarán a los coches a girar y, de este modo, impedir que circulen en línea recta por los cruces. «Es la manera de evitar el tráfico de paso en la supermanzana», anunció Anton Salvadó, director de modelo urbano del Ayuntamiento. También resultarán afectadas ochenta plazas de aparcamiento. Según fuentes municipales, entre 30 y 50 deberán eliminarse y el resto, reubicar. Además, la parada de autobús de las líneas 6 y H14 que actualmente hay en la calle Almogàvers se trasladará a Pujades.

Asimismo, desde el 5 hasta el 22 de septiembre más de 200 alumnos de la Confederación de Talleres de Proyectos de Arquitectura, integrada por varias escuelas de arquitectura de Barcelona y de Cataluña, implementarán ideas destinadas a fomentar la recuperación del espacio público para la ciudadanía. Hasta el 11 de septiembre los estudiantes harán el diagnóstico y las propuestas para, a partir del día 12, comenzar a implantarlas en la supermanzana en pro de la cultura, el ocio, la participación y el intercambio en el espacio público.

El proyecto supermanzanas cuenta con una inversión inicial de 10 millones de euros y tiene como meta aumentar el espacio público destinado a los ciudadanos, en detrimento del ocupado por el transporte privado.

El concepto de supermanzana, como agrupación de manzanas dentro de la cual se restringe el tráfico, nació en 2003 en la Agencia de Ecología Urbana dirigida por el urbanista Salvador Rueda. En 2006 se comenzó a hacer realidad en la Vila de Gràcia, que hoy ya dispone de ocho supermanzanas dentro de las cuales todas las calles son peatonales o zonas 30. El gobierno de CiU delimitó cinco supermanzanas más en el resto de la ciudad, entre las que había una en el Poblenou, pero más al norte, delimitada por las calles de Bilbao, Pallars, Llacuna, Tánger y la avenida Diagonal. Pero aquellas supermanzanas no llegaron a cristalizar y el actual gobierno municipal ha renovado la apuesta con la intención de construir al menos cinco antes de 2019

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1