MENÚ
lunes 20 noviembre 2017
00:14
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Desarticulada una red que explotaba sexualmente a mujeres nigerianas

La operación de los Mossos d’Esquadra se saldó al final con cuatro detenidos, aunque antes las jóvenes fueron sometidas a ritos de vudú

  • Los cuatro detenidos por los Mossos están acusados de diversos delitos
    Los cuatro detenidos por los Mossos están acusados de diversos delitos
Joan Planes.  Barcelona.

Tiempo de lectura 2 min.

07 de noviembre de 2017. 08:38h

Comentada
Joan Planes.  Barcelona. 7/11/2017

Los Mossos d’Esquadra desarticularon una organización criminal que introducía a mujeres nigerianas en Cataluña, para obligarlas a ejercer la prostitución. La operación se saldó con cuatro detenidos, del mismo país africano. De momento, están acusados de explotación sexual.

Las detenciones tuvieron lugar en Vic, y los arrestados tienen unas edades comprendidas entre los 37 y 43 años. No obstante, el juez decretó para ellos libertad con cargos tras pasar a su disposición. Siguen acusados de los delitos de tráfico de seres humanos, favorecimiento de la inmigración irregular y contra los derechos de los trabajadores.

Denuncia

La investigación que derivó hacia la desarticulación de la red se inició en junio, a raíz de la denuncia de una de las víctimas, que aseguraba estar recibiendo amenazas de un grupo de compatriotas que anteriormente la obligaron a ejercer la prostitución, según dijo.

Lo que pasó a continuación fue que los agentes constataron que la organización la había llevado a Vic, desde Nigeria, en 2011, con la promesa de que conseguiría un trabajo estable y bien pagado en Cataluña, que le permitiría vivir cómodamente y enviar dinero a su familia. En definitiva, el eterno trato que ofrecen este tipo de mafiosos a sus víctimas. Se trata del método clásico, que se creen las mujeres, pero que en la práctica no funciona nunca. Al ser explotadas, nunca terminan de pagar la deuda a los grupos mafiosos, por lo que su situación se enquista eternamente.

Para garantizar que la mujer no desvelase la identidad de las personas que la llevaban a Europa, y asegurarse su sumisión, la sometieron a una ceremonia de vudú, un ritual que condiciona a las víctimas y garantiza su silencio, por condicionantes culturales y religiosos. Por cierto que no es, ni mucho menos, una práctica poco habitual en este tipo de grupos que se dedican al tráfico de mujeres, en lo referente a según que zonas de África.

Una vez llegó a Cataluña, le dijeron que para saldar una deuda de 50.000 euros en concepto de gastos del viaje tendría que prostituirse hasta conseguir esta cantidad, y fue trasladada posteriormente a otras ciudades catalanas y europeas para explotarla, hasta que en 2014 consiguió escabullirse y huir.

En abril de 2017 la víctima regresó a Vic porque había conseguido un trabajo estable y fue entonces cuando miembros de la organización criminal la localizaron y comenzaron a amenazarla para que devolviera el dinero de la supuesta deuda.

El 24 de octubre los Mossos establecieron un operativo para detener a los cuatro miembros de la organización y realizar entradas y registros en dos domicilios que tenían en Vic. Los organizadores acreditaron que, como mínimo, el grupo había estado explotando a dos mujeres más y que últimamente ya no se dedicaban a la explotación sexual para dedicarse a otras actividades ilícitas.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs