MENÚ
martes 21 noviembre 2017
13:12
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

El Ayuntamiento limita a 4,5 millones su aportación a Turismo de Barcelona

El gobierno municipal gestionará desde este año el 50% de la tasa turística en lugar del 33%

  • El Ayuntamiento prefiere destinar la tasa a paliar los efectos del turismo
    El Ayuntamiento prefiere destinar la tasa a paliar los efectos del turismo
David J. Fernández.  Barcelona.

Tiempo de lectura 4 min.

20 de junio de 2017. 09:49h

Comentada
David J. Fernández.  Barcelona. 20/6/2017

El gobierno municipal de Ada Colau decidió ayer limitar la aportación que el Ayuntamiento hace al consorcio Turismo de Barcelona proveniente de la tasa turística. De este modo, el montante destinado ha promoción turística de la ciudad tendrá un tope de 4,5 millones de euros. El equipo de Ada Colau quiere dedicar la mayor parte de los ingresos a compensar las zonas con más presión de visitantes. Este 2017, el Ayuntamiento prevé ingresar 12 millones de euros con este impuesto, cuatro millones más que el año pasado, ya que la Generalitat le cederá el 50% de todo lo que recaude en la ciudad.

La nueva Ley de presupuestos de la Generalitat del 2017 establece que el Ayuntamiento gestionará la mitad de todo lo que recaude en Barcelona con la tasa turística, y no el 33% como hasta ahora. Por ello, el Consistorio prevé un incremento de cuatro millones de euros en los ingresos de este impuesto respecto al 2016, cuando se ingresaron 7,9 millones de euros. El aumento se debe también a la tasa de 0,65 euros que pagan los cruceristas que están menos de doce horas en la ciudad, y al incremento del impuesto a los pisos turísticos, que ahora es de 2,25 euros por persona y noche en Barcelona.

Desde el 2013, el Ayuntamiento cedía la mitad de los ingresos de la tasa turística a Turismo de Barcelona. El concejal de Turismo, Agustí Colom, dijo que a partir de este año se limitará esta cantidad a 4,5 millones de euros para destinar el grueso de los ingresos a financiar actuaciones que tengan un «retorno a la ciudadanía». Es el caso, por ejemplo, del dinero que se destinará a reforzar los buses que van a la Barceloneta, las mejoras de pavimentación en la plaza de Cataluña, la nueva programación de agosto en el Teatro Grec o las obras de restauración en el Monasterio de Pedralbes . Además, se promocionará turísticamente la Torre de les Aigües como un punto de interés a destacar fuera del centro de la ciudad con el fin de liberar al centro de parte de la presión ejercida por los viajeros en el territorio. Igualmente, se dará impulso a actividades de tipo cultural, entre ellas, el plan de ordenación turística del Turó de la Rovira, en el distrito de Horta-Guinardó, el proyecto de la Casa de l’Aigua en Trinitat Nova (Nou Barris), los actos del Sónar Kids también en Nou Barris o la finalización de los trabajos de restauración de los murales de la capilla de Sant Miquel del Monestir de Santa Maria de Pedralbes.

En otro orden de cosas, el concejal de Empresa y Turismo negó que el Ayuntamiento de Barcelona tenga «nada que ver» con los carteles contra el turismo y el comercio que se han visto este fin de semana en plafones publicitarios de la ciudad. «Es evidente que el Ayuntamiento no hace este tipo de publicidad» declaró Colom en relación al cartel con el lema «Barcelona it’s not your fucking shopping center» (Barcelona no es su maldito centro comercial). Colom explicó que se trataba de un par de carteles que fueron retirados nada más ser descubiertos y que se ha pedido a la empresa concesionaria de la publicidad que revise todos los paneles y le dé explicaciones de «cómo ha sido posible a alguien acceder a colocar carteles».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs