MENÚ
martes 17 octubre 2017
13:51
Actualizado
El Tiempo
  • 1

Hallan genes involucrados en la obesidad en edad infantil

Más de un 25 % de los niños españoles sufre esta enfermedad

  • Varios de les genes descubiertos presentan relaciones con el apetito
    Varios de les genes descubiertos presentan relaciones con el apetito
L. R..  Barcelona.

Tiempo de lectura 2 min.

04 de julio de 2017. 07:54h

Comentada

Un estudio genético hecho con 480 niños españoles con obesidad infantil severa permitió descubrir nuevas mutaciones de genes relacionados con la regulación hipotalámica del apetito.

La investigación, que publica la revista «Plos Genetics», fue llevada a cabo por científicos de las universidades Pompeu Fabra (UPF) y Autónoma de Madrid (UAM), también encontró un gen que además se asocia al trastorno de déficit de atención e hiperactividad.

Según Luis Alberto Pérez Jurado, jefe de la Unidad de Genética de la UPF y de un grupo del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Raras (Ciberer) del Instituto de Salud Carlos III, «la mayoría de las variantes genéticas detectadas asociadas a obesidad fueron heredadas de uno de los padres con obesidad más moderada, y probablemente tienen un efecto dominante».

Casi el 28 el por ciento de los niños españoles sufre obesidad, una cifra que la convierte en la enfermedad crónica más prevalente en la población infantil y adolescente. Pérez Jurado señaló que tanto el ambiente como la herencia genética juegan papeles cruciales en el desarrollo de la obesidad, por lo que se define como una «enfermedad compleja».

«Sin embargo, y especialmente en los casos de obesidad infantil severa, la genética tiene un peso importante», destacó el investigador, que reconoce que a pesar del esfuerzo de los últimos años, los factores genéticos subyacentes a la enfermedad «todavía son en gran parte desconocidos».

«La combinación de la carga genética con el ambiente obesogénico que ha surgido en los últimos años en sociedades industrializadas seguramente explica el hecho de que la enfermedad se exprese de forma más evidente en los hijos que en los padres», añadió. El científico explicó que varios de los genes descubiertos presentan funciones interrelacionadas con la regulación del apetito, la sensación de saciedad y procesos hormonales. En concreto, los genes GRIK1 y GRM7 son miembros de la familia de receptores de glutamato.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs