MENÚ
jueves 14 diciembre 2017
02:12
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Henri Joyeux: «¿Quieres un cáncer? No comas verdura, come mucha carne y no hagas deporte»

  • «Masticar bien los alimentos, previene el alzhéimer»
    «Masticar bien los alimentos, previene el alzhéimer» / M. González/ Shooting
Montse Espanyol.  Barcelona.

Tiempo de lectura 5 min.

26 de septiembre de 2017. 08:34h

Comentada
Montse Espanyol.  Barcelona. 26/9/2017

–Comer una manzana cada mañana aleja al médico de casa, pero ¿y si tengo estreñimiento?

– Entonces me como dos.

– ¿Dos?

–Sí, lo que hay que hacer es mejorar el proceso de masticar. La manzana es una fruta que tiene mucha fibra y la fibra, si se mastica bien, fabrica enzimas que evitan el estreñimiento.

–¡Pues sí que es importante el ejercicio de masticar que le dedica hasta un capítulo entero en su libro, el superventas «Come bien hoy, vive mejor mañana»!

–Solemos olvidar que en el paladar arranca la digestión. Si uno no se toma el tiempo de masticar los alimentos, además de no saborearlos, alteramos la digestión desde su primera fase y podemos tener molestias.

–Dice que masticar bien, incluso, puede prevenir el Alzhéimer.

–La primera señal de esta enfermedad no es olvidar el nombre del primer ministro de España, es perder gusto y olfato. Por eso, incido en la necesidad de masticar bien los alimentos para estimular las papilas gustativas y jugar a distinguir sabores. Un ejercicio para las personas ancianas es coger una pastilla de un buen chocolate negro, olerlo, buscar sus aromas, ponerlo bajo la lengua, degustarlo y ejercitar el cerebro. El sabor y el olfato nos evocan recuerdos. El primero que tenemos es el sabor dulce del líquido amniótico. Estimular el olfato y el gusto favorecen esos recuerdos. Todas las zonas de la lengua son capaces de distinguir cinco sabores básicos, dulce, salado, ácido, amargo y lo que los japoneses llaman umami, que significa sabroso, pero además hay papilas gustativas en la cara interna de la mejilla, en las encías y en el velo del paladar capaces de distinguir mil matices.

–Las «chuches» son un festival para las papilas, ¿no?

– Son una catástrofe. Son azúcar. Si los niños piden un caramelo, es mejor darles un plátano o una fresa, la naturaleza está llena de «bombones».

–¿Y a los niños hay que darles leche de vaca para que crezcan?

–Si quieres tener un cerebro de ternera, consume muchos productos lácteos, si quieres tener el cerebro de un viejo sabio, come un 80% de frutas y vegetales y 20% de productos animales. Hoy este porcentaje es al revés.

–¿Por qué hay un ejército internauta contra la leche de vaca?

–La leche de vaca está destinada a alimentar al ternero. En la leche de vaca, hay cuatro veces más calcio del que necesita un bebé, no hay suficiente lactosa ni azúcar y tiene demasiados factores de crecimiento para que el ternero gane un kilo por día y en un año pese 365 kilos. En cambio, un niño aumenta cinco kilos en un año.

–Y el ayuno, ¿cuándo sería recomendable?

–Para la gente obesa, pero siempre y cuando sea bajo control médico.

– ¿Hay alimentos anticáncer?

–Y también hay alimentos que alimentan a las células cancerígenas. Si quieres un cáncer de colon, nada de fruta ni legumbre, bebe sólo leche de vaca. Si lo quieres de pecho, bebe leche de soja, toma píldoras anticonceptivas, no hagas deporte y tírate en el sofá a mirar cuatro horas de televisión al día. En general, si lo quieres evitar no te digo que te hagas vegetariano, pero come poca carne y mucha fruta y verdura.

–¿Y pescado?

–El pescado es mejor que la carne, pero para eliminar las partículas tóxicas que pueden tener por culpa de la contaminación, recomiendo cocinarlo con una vaporera como la olla de hacer cuscús, con agujeros largos y tapa en forma de media luna para que el agua se condense en ella y no caiga sobre los alimentos. Recomiendo una cocción suave y corta a no más de 95 grados, como en la cocina asiática, que la comida, como dicen los italianos, estén al dente.

–Proponga un menú.

–Para desayunar, café, chocolate sin leche o una infusión. Un niño puede tomar un zumo de frutas natural. Yo me tomo una crêpe de sarraceno, la típica crêpe bretona, con aceite de oliva. El trigo blanco es azúcar, la harina es mejor que sea integral. A mediodía, una buena opción puede ser una ensalada variada, con feta, por ejemplo, mejor quesos de oveja o cabra, nueces, avellanas o pistachos. Una o dos veces por semana, se puede comer pescado, dos días carne blanca, uno roja y otro hacer dieta vegetariana.

–¿Los horarios españoles son contraindicados para la salud?

–Sería bueno adelantar la cena. Y que sea ligera para dormir bien. Un plato vegetal, un gazpacho, por ejemplo, mejor no comer animales por la noche. También recomiendo una copa de vino al día.

–Como dice el dicho desayuna como un rey y cena como un mendigo

–Exacto. La leche de la mamá es rica por la mañana y más ligera por la noche.

–En Francia, es muy polémico por cuestionar las vacunas.

–Sólo denuncio que el 70% de vacunas tienen aluminio. Y el aluminio se queda en el cerebro, los huesos y los riñones. Es peligroso porque puede incidir en el desarrollo del Alzhéimer o la esclerosis múltiple. ¡Hay casos de esclerosis múltiple a los seis años! No soy un talibán de las vacunas, laboratorios como Sanofi y GSK, hacen estas vacunas sin aluminio, pídalas a su farmacéutico, los veterinarios ya lo han eliminado.

–En Flandes, hace tres años murió un bebé de siete meses porque sus papás, que le habían autodiganosticado intolerancia a la lactosa y al gluten, lo alimentaban sólo con leche vegetal. Estaba deshidratado y tenía el estómago vacío. ¿Hasta que punto es peligroso Google?

–Hay demasiada información y muchos gurús en contra de la lactosa. Y lo peor es que muchos recomiendan la leche de soja, que tiene fitohormonas, o la leche de arroz, que apenas tiene calcio. La primera cosa que deben tomar los bebé es la leche de su mamá. Es tan buena para el bebé como la para mujer. No se puede obligar, pero se tiene que concienciar. Amamantar no estropee los senos, todo lo contrario. A las mujeres que dicen «me voy a operar porque quiero unos pechos más grandes», les aconsejo que tengan un bebé. En Francia, reina la idea de que dar pecho a un bebé es cosa de gente sin recursos que no se pueden pagar una leche de fórmula.

–En España , en cambio, la tendencia es volver a dar el pecho

–Las mujeres hablan entre ellas y gracias al boca-oreja se está recuperando esta tradición que, entre otras cosas, evita estreñimiento en los bebés, otitis y rinitis. ¿Sabías que las abuelas también pueden dar leche?

–¿No es necesario haber pasado un embarazo?

–No, con la succión es suficiente.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs