MENÚ
sábado 23 septiembre 2017
19:18
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Madrid Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC

JxSí buscará un aval internacional al referéndum para contentar a CSQEP

Aprueba una moción de los «comunes» para acudir a la Comisión de Venecia y obtener su respaldo

  • En la imagen, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el vicepresidente, Oriol Junqueras
    En la imagen, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el vicepresidente, Oriol Junqueras
Javier Gallego.  Barcelona.

Tiempo de lectura 2 min.

19 de mayo de 2017. 08:22h

Comentada

El flirteo entre los «comunes» y Junts pel Sí se acentúa en la fase final del «procés». Los dos grupos parlamentarios exhibieron ayer un nuevo acercamiento de posiciones sobre el referéndum en el Pleno del Parlament al aprobar juntos una moción para instar al Govern a que busque el «asesoramiento, reconocimiento y aval» de la Comisión de Venecia para celebrar el plebiscito independentista y así granjearse el reconocimiento internacional que dé legitimidad y permita sortear la legalidad española. Los «comunes», impulsores de esta iniciativa parlamentaria, plantearon su aprobación y ejecución como condición para alinearse con la vía unilateral para organizar el referéndum.

Este gesto se convirtió en un paso más para los independentistas y sus esfuerzos por atraer a la unilateralidad a la confluencia de izquierdas, una pieza decisiva para el «procés», pero que siempre ha defendido una votación con «garantías y eficacia jurídica» que pase por un acuerdo con el Estado.

No obstante, el texto desprende contradicciones con la defensa que hizo Junts pel Sí. En la moción, se insta al gobierno catalán a buscar un reconocimiento «previo» al referéndum, mientras que la diputada independentista, Marta Rovira, sostuvo que si el aval de la Comisión de Venecia –órgano consultivo del Consejo de Europa en derecho constitucional– no llega antes de los plazos previstos por el Govern para celebrar la consulta independentista, la convocatoria continuaría adelante. Además de este punto, el texto también reclama que el ejecutivo pida al órgano europeo qué norma debe dar cobertura legal al referéndum, qué plazo debe haber entre la aprobación de ésta y la celebración, características sobre el censo electoral o condiciones que debe reunir la pregunta sometida al referéndum.

La CUP no aprobó la iniciativa al considerar que no se ajusta a su espíritu de desobediencia. «La autodeterminación tiene un componente de unilateralidad. Por eso nosotros no pediremos permiso ni al Estado ni a la Comisión de Venecia», reivindicó Benet Salellas.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, rebatió las opciones que tiene el Govern de conseguir el aval del órgano exponiendo una ristra de criterios, entre los cuales estaba el constiticional. «La primera condición de la Comisión de Venecia es que los referendos no pueden celebrarse si la Constitución o una ley de acuerdo con ella no lo estipula».

Por su parte, el portavoz del PP, Alejandro Fernández, aseguró que «no existen vías legales» para celebrar el referéndum, y sostuvo que «no es la solución, sino un problema», que ilustró con el que se hizo en Italia y provocó la dimisión del primer ministro Mateo Renzi.

La líder de C’s, Inés Arrimadas, instó a que se pongan urnas, pero para unas elecciones y no para «cambiar de pasaporte».

Red de Blogs

Otro blogs