viernes, 18 agosto 2017
04:43
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Cataluña

Cataluña / Libros

Pablo Martín Sánchez captura el eco de las voces de 1977

  • El escritor publica «Tuyo es el mañana», novela en la que sigue la vida de seis personajes en un único día, y con la que sigue a su aclamada «El anarquista que se llamaba como yo»

ETIQUETAS

Pablo Martín Sánchez ayer en la presentación de la novela
Pablo Martín Sánchez ayer en la presentación de la novela
Miquel González/Shooting

La biografía mínima de cualquier persona se limita a nombre, fecha y lugar de nacimiento. No existe o no hay constancia de ningún ser humano que no tenga nombre, no tenga fecha de nacimiento y no haya nacido en ningún lugar, así que es un mínimo común múltiplo evidente. Todos los seres humanos partimos de estos hechos y es a partir de ellos de donde crecen todas las historia. No se puede confiar en nadie que no haya nacido ningún día y en ningún sitio, pues entonces es un ser ahistórico, sin narración posible. Y si ni siquiera tiene nombre, pues entonces sea lo que sea, no se puede nombrar, así que no existe. El sujeto se plasma así bajo fuego a partir de estos tres principios categóricos. El propio Nietzche afirmaba que el lugar de nacimiento y donde vivimos es fundamental para el carácter, lo que puede ser algo así como creer en el horóscopo, pero sigue siendo un principio genial para una gran historia.

El escritor Pablo Martín Sánchez nació en Reus el 18 de marzo de 1977 y ha decidido que estos tres hechos el punto de arranque de su narrativa. Con su aclamada primera novela, «El anarquista que se llamaba como yo» (Acantilado), indagaba en lo que puede esconder tu nombre. Ahora da una nueva pirueta literaria e indaga en la importancia del día en que nacemos en «Tuyo es el mañana» (Acantilado) segunda parte de esta especie de trilogía sui generis que le ha convertido en uno de los escritores más ambiciosos y originales del momento.

En la novela, Martín Sánchez nos presenta a seis personajes y sus tribulaciones en una narración que se desarrolla en 24 horas, las del 18 de marzo de 1977. «Me gusta arriesgarme, hacer dobles piruetas y no escribir dos veces el mismo libro. Por eso he ideado esta especie de trilogía de la biografía mínima. Espero que, aunque sean muy diferentes, quede algo de mí», comenta el escritor.

Los seis personajes incluyen a una niña preadolescente, un profesor, un empresario, incluso un galgo, licencia que viene de su propia infancia. «Mi tío tenía un piso justo enfrente del canódromo y de pequeño veía desde el balcón las carreras, lo que me dejó una honda impresión. Me interesaba dar el punto de vista de un animal de aquella época», comenta Martín Sánchez.

La estructura del libro diferencia bien las historias de los seis personajes hasta el punto que cada uno tiene su propio tono, ritmo y tempo. Incluso cuando escribía escuchaba músicas diferentes si describía uno u otro. «Era parte de la caracterización de los personajes. Cada uno escuchaba canciones de ese momento, de Llach a música clásica, y me ayudaban a marcar el ritmo de las frases», señala el autor.

La idea de la novela era hacer crecer un coro de voces que diese vida al inicio de la transición española, una época que él sólo vivió de espaldas y que con el tiempo ha ido haciéndose consciente de sus deficiencias. «Cuando era pequeño nos explicaban que la transición había ido muy bien y que todo era ideal, pero con el paso del tiempo vas descubriendo sus deficiencias, en un eco de ese tiempo que sólo ahora empiezas a comprender», comenta Martín Sánchez.

Aunque el autor sitúe la acción hace 39 años, lo que le interesa no es la anécdota histórica, sino todos aquellos sucesos o problemas que todavía están vivos hoy día, como el acoso escolar o el maltrato animal. Ahora comenzará a escribir la tercera parte de la trilogía que tendrá a Reus como protagonista y que en otro vuelta de tuerca estará ambientada en el futuro, en una distopía lejos de la norma y que presentará el eje Reus-París-Londres.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1