jueves, 27 julio 2017
08:52
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Cataluña

Tras los pasos de Orwell

  • El hijo del autor de «Homenaje a Cataluña» visita los lugares por donde pasó su padre

Quentin Kopp y Richard Blair, ayer en la Benjamin Franklin School, el Sanatorio Maurín durante la época en la que estuvo Orwell
Quentin Kopp y Richard Blair, ayer en la Benjamin Franklin School, el Sanatorio Maurín durante la época en la que estuvo Orwell
Miquel González/shooting

La Benjamin Franklin School, en la zona alta de Barcelona, recuperó ayer la memoria de lo que fue durante la Guerra Civil. En ese tiempo, albergó el Sanatorio Maurín, gestionado por el Socorro Rojo del POUM. Su paciente más célebre fue Eric Arthur Blair, para la república de las letras mundialmente conocido como George Orwell. La sociedad que recuerda al autor de «Homenaje a Cataluña» visitó ayer aquel espacio, encabezados por Richard Blair, hijo adoptivo del escritor, y Quentin Kopp, hijo del comandante Georges Kopp. Es la tercera vez que acuden a este lugar, algo más que un decorado en la vida de George Orwell.

Richard Blair, en declaraciones a este diario, explicaba ayer que «es la tercera vez que venimos aquí, a lo que fue el Sanatorio Maurín. Aquí conoció a Kopp, convirtiéndose en grandes amigos». Las salas de la primera planta del edificio acogieron las salas en las que descansaban los enfermos. En una de ellas, probablemente en lo que hoy es el aula de informática, estuvo buscando reposo Orwell y repasando sus notas de lo mucho vivido y padecido durante lo que en esos momentos era una inacabable y sangrienta guerra. Una estrecha escalera nos lleva hasta la terraza, donde hay una magnífica vista de Barcelona. Hasta aquí subía el escritor para poder fumar y no molestar a los otros internos. «Aquí es donde hablaba con Kopp», apuntaba Richard Blair.

«Su amigo Kopp acabó en la cárcel mientras que mi padre y mi madre pudieron escapar. Ellos vivieron en el Hotel Continental donde también guardaba las notas que tomó en Barcelona o en el frente de Huesca y que le fueron robadas. Tal vez estén en Moscú donde alguien me ha dicho que las ha visto. Con “Homenaje a Cataluña” quiso escribir un libro», subrayó Richard Blair. Sin la experiencia en España sería impensable algunos de los títulos más conocidos de Orwell. «“Rebelión en la granja” y “1984” serían impensables sin su paso por España. Lo padecido y vivido aquí es la génesis de todo esto», añadió el hijo adoptivo del gran autor.

Y la vigencia de Orwell es más que evidente. Tras la victoria de Donald Trump en las elecciones a la Casa Blanca, «1984» pasó a ser uno de los títulos más vendidos en las librerías de Estados Unidos. Cuando se le pregunta por este tema a Blair, explica que «en ese libro mi padre quiso hablar de lo que podría pasar, no sobre lo que pasará, algo que confunden algunos lectores».

Además de los miembros de la Orwell Society, en esta visita a los rincones de la memoria del viejo Sanatorio Maurín también encontramos al editor Miguel Aguilar quien anuncia que en junio Debate publicará una antología con diez textos combativos de Orwell bajo el título «El poder y la palabra», y que dan vuelta al concepto de verdad y al uso perverso del lenguaje político.

No es el único proyecto editorial alrededor del escritor. Jordi de Miguel y Andrea Lucio trabajan en la actualidad en una adaptación al cómic de «Homenaje a Cataluña» y que supondrá también una revisión de los escenarios pisados por Orwell. El guionista y la dibujante de esta novela gráfica advierten que «nos encontramos en una fase muy inicial», aunque esperan poder tenerlo concluido este año. Ahora «estamos construyendo lo que fue ese pasado».

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1