miércoles, 20 septiembre 2017
04:05
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Comunidad Valenciana

El Consell mantendrá el plurilingüismo aunque tenga que hacer modificaciones

  • La Generalitat insiste en que «no hay vuelta de hoja» ya que el anterior modelo «no ha funcionado»

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ayer durante su reunión con la presidenta del PPCV, Isabel Bonig
El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ayer durante su reunión con la presidenta del PPCV, Isabel Bonig
Efe

La Generalitat valenciana realizarás las modificaciones que indiquen los tribunales sobre el decreto de plurilingüismo, pero la solución no será en ningún caso volver al modelo anterior. Así lo aseguró ayer el jefe de gabinete del presidente del Consell, Arcadi España, quien aseguró que «lo que no tiene vuelta de hoja» es la voluntad del Consell de superar una situación que «no funcionaba bien» puesto que el valenciano y el inglés eran lenguas minoritarias frente al castellano.

España se pronunció en estos términos al finalizar la reunión entre el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y la presidenta del PP de la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig. Un encuentro «cordial y amistoso», en palabras de esta última, en la que se abordó no solamente el asunto del plurilingüismo -más urgente debido a la cercanía del inicio del curso escolar- sino también la reforma del sistema de financiación autonómica.

El jefe de gabinete de Puig pidió no crear alarmismos entorno al arranque de curso en los colegios y garantizó que a principios de septiembre el conseller de Educación, Vicent Marzà, anunciará las decisiones que se adopten sobre este decreto, que se encuentra paralizado por una decisión del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV).

Bonig, por su parte, acudió a la reunión con los deberes hechos y planteó al presidente una alternativa al plurilingüismo que pasa por un plan de apoyo al valenciano consistente en reforzar el profesorado y los medios en aquellos colegios que lo soliciten de las zonas castellano hablantes.

Además, solicitó un plan de movilidad del alumnado que pueda dar respuesta a las familias afectadas por la paralización del decreto para restablecer sus derechos. Asimismo, reclamó que se reúna la Mesa de los Padres después de siete meses sin mantener ningún encuentro y que en la misma participen los progenitores y la inspección.

Bonig explicó que el presidente se mostró abierto a estas propuestas y le garantizó una respuesta a principios de septiembre.

La presidenta del PPCV aseguró que existe una «gran incertidumbre» porque a 31 de julio los padres no sabían qué libros había que comprar y qué asignaturas se iban a dar en cada idioma.

Por lo que respecta a la financiación autonómica, España se preguntó por qué el PP valenciano no quiere participar en la manifestación que se celebrará el próximo mes de octubre para reclamar una reforma del sistema, y se mostró preocupado por una decisión que supone «romper» la unidad que existe en la sociedad valenciana. Bonig, por su parte, indicó que «no es necesaria ninguna manifestación» para reclamar algo «sobre lo que se está trabajando».

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1