MENÚ
sábado 18 noviembre 2017
12:29
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

El padre participa más de la crianza con la lactancia materna

Se convierte en el director de la orquesta del trinomio creado entre madre, bebé y padre

  • Las interacciones padre-bebé activan el sistema neuro-hormonal
    Las interacciones padre-bebé activan el sistema neuro-hormonal
Cintia BORJA. Enfermera, consultora lactancia certificada IBCLC.  Valencia.

Tiempo de lectura 4 min.

03 de noviembre de 2017. 20:19h

Comentada
Cintia BORJA. Enfermera, consultora lactancia certificada IBCLC.  Valencia. 4/11/2017

No quiero escribir muchos artículos más sin dedicarle uno al padre, sobre todo porque hay un estereotipo muy generalizado de que si una madre da el pecho, el padre participa menos.

En mi experiencia diaria veo todo lo contrario. Cuando una madre lacta diría que el padre se convierte en el director de la orquesta. A pesar de que cuando hablamos de la madre y del bebé lactante hacemos referencia al binomio madre-bebé, como un conjunto expresado como una unidad, que depende la una de la otra, no debemos olvidarnos del padre. De él depende el equilibrio madre-bebé, así que lo correcto sería hablar de trinomio.

La madre que decide lactar va a necesitar, seguro, de apoyo. Aun no teniendo problemas de lactancia, los cambios hormonales producidos por la misma hacen que los sentimientos de la mujer estén a flor de piel, esté más vulnerable, necesite de mucha comprensión, calma y sosiego.

La lactancia produce en la mujer un estado de mayor atención hacia la cría y desatención al resto del entorno. Las mujeres sufren cambios muy importantes en el plano emocional, la vida de la pareja jamás será la misma después de la llegada del bebé.

En esta primera etapa, tras el nacimiento, el padre es quien va a tener que aguantar los cambios de humor producidos por la ebullición hormonal, la madre suele pasar por la dicotomía entre abandonar y continuar lactando, porque amamantar solo la madre puede hacerlo, pero el bebé no solo necesita comer, sino también de la ternura y el cariño que el padre le debe ofrecer, así que el él debe cuidar del bebé, de quien lo alimenta, y dar apoyo a la madre que está extremadamente sensible, cansada, falta de sueño, molesta, dolorida, incómoda, vulnerable a las dudas sobre su capacidad como madre.

El padre es quien velará, de que nadie le eche más leña al fuego, «si tiene leche, sino tiene, si es buena o mala leche...», «si el bebe tiene hambre, si es imposible que vuelva a tener...», los consejos de lactancia los tenemos todos.

El padre se convierte en el principal soporte, el gran aliado durante la lactancia, que es el mejor regalo que ambos habéis decidido dar a vuestro bebé y los beneficios son para los tres porque la lactancia no es solo alimento, sino la forma de crianza natura.

Es necesario fomentar las interacciones padre-bebé para activar el sistema neuro-hormonal para estimular la liberación de oxitocina, por lo que es importante que el padre también esté muy cercano al bebé, así los padres que más partícipes son de la crianza, que más apoyo, seguridad y confianza brinda a la madre, son los que más vínculo crean entre los tres.

Por lo tanto, recalco el importante papel que tiene el padre durante la lactancia. Porque una sola persona puede hacer un biberón, pero para amamantar se necesita de una tribu y en estos momentos el padre es el vigía de esta.

Siempre he pensado hacer una taller de lactancia dedicado solo al padre y por supuesto exclusivo para ellos y no desisto de llevar a la práctica esta idea en unos meses.

Pueden enviar sus preguntas a consultalactancia@larazon.es

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs