MENÚ
lunes 16 octubre 2017
13:47
Actualizado
El Tiempo
  • 1

Montón sigue apostando por la ideología

La obsesión de la consellera contra la gestión privada perjudica a los contribuyentes

Tiempo de lectura 2 min.

08 de septiembre de 2017. 20:05h

Comentada

ETIQUETAS

Demasiado bombo dio la consellera de Sanidad, Carmen Montón, a su anuncio de poner a trabajar los sábados al personal de la sanidad pública para rebajar la inadmisible cifra de las listas espera. ¿Por qué tengo mis dudas, o mis seguridades? Sencillamente, no lo veo nada claro. Pienso que el tiempo dirá que la idea de la consellera de Sanidad, Carmen Montón, no es precisamente la más conveniente para los contribuyentes valencianos.

Lo digo porque esa política nos va a salir más cara a los paganos, que somos todos nosotros. Porque responde a una visión ideologizada. En lugar de ampliar los convenios con la sanidad pública de gestión privada que ha demostrado ser más barato para las arcas públicas y más eficiente para los usuarios, opta por seguir su batalla contra lo privado.

La consellera sigue empeñada en llevar a la práctica su ideología de izquierdas, que se centra, como garantizó en su toma de posesión, en eliminar el sistema de sanidad pública con gestión privada y llevar todo a la sanidad de gestión pública, que no ha alcanzado las cotas de valoración que debería tener.

No lo digo yo. Lo expone el informe de la Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad pública que muestra a la sanidad pública valenciana, junto a la de Canarias, como la peor de España. Una situación que obliga al Gobierno valenciano a abandonar obsesiones y apostar por la calidad en la asistencia a los contribuyentes.

Y prefiero que le saliera bien. Así es la vida.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs