lunes, 05 diciembre 2016
11:48
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Comunidad Valenciana

Nomdedéu reconoce en Les Corts que no dio de alta a más de 20 trabajadores

  • En su comparecencia ante los diputados pide que «no se crean lo que dicen los medios»

El secretario autonómico de Empleo amenazó al portavoz del PP con mandarle «un recaet»
El secretario autonómico de Empleo amenazó al portavoz del PP con mandarle «un recaet»
Kike Taberner

«Reconozco que en mi etapa al frente de la gestoría Gestió Global no di de alta a los trabajadores de las empresas que eran mis clientes». De esta forma el secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu reconocía, en parte, los hechos que fueron denunciados la pasada semana por La RAZÓN tras las irregularidades cometidas por el actual cargo público a principios de los años 90, como gesto privado en Castellón.

A pesar de manifestar que «no se siente orgulloso» por lo que hizo, reivindicó que tras volver de su huida a París «nunca más ha cometido ningún tipo de irregularidad». E incluso aseguró con rotundidad que «jamás hubo denuncias, ni sentencias condenatorias».

En sus explicaciones ante los diputados, cayó en una contradicción, según han manifestado a este periódico responsables de la inspección de Trabajo en Castellón. Al reconocer que no había dado de alta a los trabajadores, hizo hincapié en que «nunca se dejaron de pagar ni el IRPF ni la Seguridad Social», hecho que, según los técnicos, es «absolutamente imposible».

Además, Nomdedéu, declaró que se hizo cargo de las multas y sanciones impuestas por la inspectora de Trabajo, para lo cual tuvo que solicitar un préstamo. Hecho que no se corresponde con lo sucedido el 6 de agosto de 1991, dado que fue el dueño de la gestoría que le pasó la asesoría laboral de sus clientes quien, por no perderlos, pagó todas las sanciones impuestas. Enric Nomdedéu desapareció.

Según los testimonios recogidos, el secretario autonómico de Empleo sí que pidió un préstamo a Finamersa, financiera del Banco Hispanoamericano, junto a otras dos personas, pero dejó de pagar las cuotas que tuvieron que ser asumidas por los otros dos que lo suscribieron, para no ser embargados. Este hecho no lo puso de manifiesto ayer en la Comisión de Empleo de Les Corts. Pero en una actitud altanera que más tarde quiso suavizar aludiendo a su capacidad para ironizar, amenazó al portavoz del PP en la Comisión, Juan Carlos Caballero, quien destapó lo publicado, de que, tras responder a las preguntas del resto de grupos le daría «un recaet» por decir que había enviado mensajes de twitter insultando a líderes populares en sus horas de trabajo en la Conselleria.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1