martes, 27 junio 2017
14:50
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Comunidad Valenciana

Se confirman las propiedades saludables de la horchata natural sobre la industrial

  • Un estudio revela que es afrodisiaca y combate el colesterol y las úlceras del estómago

Los promotores del estudio sobre la horchata valenciana, ayer durante su presentación
Los promotores del estudio sobre la horchata valenciana, ayer durante su presentación
«La horchata industrial no es horchata»
«La horchata industrial no es horchata»
Kike Taberner

Es afrodisiaca, combate el colesterol malo, calma las úlceras del estómago y, además, parece ser que reduce la metástasis de ciertas células cancerígenas. La horchata natural «es más que una bebida refrescante, es una leche vegetal con importantes beneficios para la salud», defendía ayer Andoni Monforte, uno de los horchateros artesanos que ayer presentaron el estudio químico-nutricional realizado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), las universidades de Praga y de Valencia y los principales productores valencianos.

Tras analizar durante el último año y medio la composición químico-nutricional de los distintos tipos de horchata y diferenciar el ADN o huella biológica de la chufa valenciana del resto de procedencias, el informe revela que la natural es más afrodisíaca que la industrial, al contener una proporción más alta de Arginina (es también uno de los alimentos más fosfolípidos que existen, por encima incluso de la soja). Asimismo, se ha detectado por primera vez que contiene fosfolípidos, con efectos preventivos y beneficiosos sobre las enfermedades cardiovasculares, las úlceras de estómago o la diabetes tipo 2.

José Luis Navarro, del Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos del CSIC, matizó que la horchata industrial «no es horchata, porque se ha modificado sistemáticamente su composición».

Por su parte, Monforte, promotor de Món Orxata-ChufaMix, confía en que este informe suponga un revulsivo a nivel nacional e internacional para poner «en el mapa a Valencia y no solo exportarse por el tema de la Fórmula Uno, sino por la gastronomía local, como la horchata y la chufa».

Lamentó que pese a que Valencia es «el Burdeos de la chufa» aún no cuenta con el reconocimiento suficiente en el extranjero, que sigue prefiriendo la de procedencia africana, por lo que reclamó más ayudas para la internacionalización de este sector.

Cristóbal Martí, de la Horchatería Subies, compartió esta reivindicación al mostrarse partidario de defender lo que considera «la joya de nuestra huerta».

Explicó que en Estados Unidos un vaso de horchata cuesta nueve dólares y en Alemania, siete euros. De hecho, aclaró que en estos países la consideran una bebida vegetal más que un refresco, por lo que la consumen todo el año, algo que, a su juicio, debería promoverse en España.

«En Estados Unidos se puso de moda la quinoa o las bayas de goji, ¿por qué no podríamos poner de moda la horchata?», se pregunta Monforte.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1