lunes, 26 junio 2017
00:03
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Madrid

Apuñalado once veces tras una reyerta en la Cubierta de Leganés

  • Una pelea multitudinaria con implicados de hasta seis nacionalidades diferentes dejó el pasado sábado dos heridos por arma blanca.

Los locales de copas de la plaza de toros de La Cubierta de Leganés han vuelto a ser conflictivos. El último incidente surgió cuando dos parejas comenzaron a discutir con un grupo de gente dentro de uno de los locales latinos de la zona
Los locales de copas de la plaza de toros de La Cubierta de Leganés han vuelto a ser conflictivos. El último incidente surgió cuando dos parejas comenzaron a discutir con un grupo de gente dentro de uno de los locales latinos de la zona

No es extraño que se produzcan reyertas a la salida de discotecas o zonas de locales de copas pero en los alrededores de la Cubierta de Leganés las madrugadas de los fines de semana ocurre con demasiada frecuencia y está convirtiendo a la zona en un lugar conflictivo. La última pelea multitudinaria se produjo el pasado fin de semana. Eran las 7:00 horas de la mañana y los implicados fueron, según fuentes policiales, de todas las nacionalidades: españoles, bolivianos, nicaragüenses, brasileños, hondureños y marroquíes. Toda una torre de Babel en la que los peores parados fueron dos ciudadanos, de origen español y brasileño, respectivamente, y de 32 años. Pero el detonante de la discusión ocurrió en uno de los garitos de copas que hay en la plaza de toros de la localidad, de ambiente latino en su mayoría. Al parecer, según las mismas fuentes, el origen de la discusión fue entre dos parejas y otro grupo de gente. En un momento dado, una de las chicas de la pareja comenzó a bailar con un hombre del otro grupo y surgió el primer roce. Pero la cosa quedó ahí. No fue hasta algunas horas después cuando retomaron esa hostilidad, pero ya en el exterior, cuando habían cerrado todos los locales, y con unas cuantas copas más encima.

Por causas que la Policía Nacional sigue investigando, comienza la multitudinaria reyerta y entonces, ya sí, sacaron a relucir las armas blancas que algunos de los implicados portaban. La peor parte se la llevó un joven con nacionalidad española de 32 años, que sufrió una decena de heridas cortantes en el costado y la espalda. Eran las 7:30 horas de la madrugada del día 11. Una UVI del Summa se desplazó hasta el lugar de los hechos y, tras atenderle en el lugar, decidieron trasladarle al Hospital Severo Ochoa de la localidad. Afortunadamente, ninguna de las heridas era penetrante ni revestía gravedad.

Los primeros en llegar fueron los agentes de la Policía Local de Leganés, conocedores de lo conflictivo del lugar a esas horas. Poco después, otro de los implicados, que había salido huyendo tras la reyerta, regresó al lugar y comunicó a los agentes que también se encontraba herido. Los facultativos de Emergencias-Comunidad de Madrid también le atendieron y trasladaron al mismo centro hospitalario que al anterior. Tenía una puñalada de cuatro centímetros en la parte baja de la espalda pero tampoco era grave.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1