Madrid

Buenos Aires presenta una demanda contra Metro Madrid por la venta de trenes con amianto

La empresa que gestiona el metro de la capital argentina reclama 15 millones de euros

La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, ha asegurado que el Gobierno regional está concienciado en seguir con el proceso de desamiantado de Metro de Madrid preguntada por la demanda del metro de Buenos Aires por la supuesta venta de vagones con amianto.

Publicidad

Primero, lo negaron. Después, lo admitieron. Ahora, lo denuncian. Por la presencia de asbesto –amianto– en trenes comprados al Metro de Madrid, el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires –a través de la empresa pública Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (Sbase)– presentó una demanda civil por daños y perjuicios contra la compañía española. La reclamación es por la venta, «a sabiendas» aseguran, de trenes de segunda mano con material cancerígeno y prohibido. Por tanto, dos administraciones, la madrileña y la porteña se ven implicadas. la prensa local argentina además apuntaba ayer a que se estaba estudiando en qué condiciones se produjo la venta.

Finalmente el titular de Sbase, Eduardo De Montmollin reconoció que en los manuales figuraba la presencia de asbesto cuando compraron los coches. Su excusa para justificar la compra fue que tal vez esos manuales no se hayan leído exhaustivamente. «Es cierto que hay documentación que dice eso, pero no había manera de afirmar o validar si esto era efectivamente cierto o no», dijo el titular de la empresa pública. «No puedo garantizar que se hayan leído todas y cada una de las páginas de los manuales técnicos. Pero asumimos que si en la documentación figuraba algo el Metro de Madrid habría tomado ya partido, habría tomado medidas y que lo que nos estaban vendiendo ellos estaban en condiciones de poder venderlo», agregó De Montmollin.

Ahora, Sbase exige que los españoles les paguen 14.978.395,9 euros además de las costas procesales, de acuerdo a la demanda. También quiere que el Metro de Madrid los deje indemnes en los procedimientos que se siguen en Buenos Aires.

En la demanda, las autoridades porteñas también resaltaron que el Metro de Madrid habría actuado «como si los equipos no tuviesen amianto», pero «no lo ignoraba ni podía ignorar» el riesgo que significaba tanto para los usuarios como para los trabajadores.El Subte –como se conoce a la red del metro de Buenos Aires– estableció el monto de la demanda a través de una pericia realizada por técnicos de la Universidad de Buenos Aires (UBA), que determinó el costo y adaptación de los CAF 5000 en el metro porteño, de acuerdo con la reclamación.

Publicidad

Los trenes fueron adquiridos durante la gestión del entonces jefe de Gobierno y actual presidente, Mauricio Macri. En febrero de 2018 salió a la luz que contenían amianto, algo que generó y genera protestas de los Metrodelegados. De hecho, ayer iban a realizar un paro parcial que finalmente fue levantado.

Al menos once trabajadores de los talleres mecánicos de la Línea B fueron diagnosticados con placas pleurales en sus pulmones, una afección provocada por el asbesto, según informaron las autoridades porteñas. En la demanda civil, el subterráneo de Buenos Aires sostiene que el Metro de Madrid sabía que los vagones no eran «aptos» para ser comercializados y puestos al servicio del público. Las autoridades porteñas dijeron que no tienen planificado entablar una demanda penal contra Metro de Madrid.

Publicidad

Hasta ahora hay cinco casos reconocidos de trabajadores de Metro de Madrid con enfermedad profesional acreditada por su exposición al amianto, dos ya fallecidos. En abril de este año murió otro empleado a la espera de ser reconocido.

Por su parte, Metro de Madrid, afirmó que colaborará con la justicia aportando toda la documentación que sea necesaria para el proceso y que no había recibido la notificación, por lo que desconocía los términos de la demanda. La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, garantizó que se seguirá con el proceso de desamiantado, «un ejemplo para otros Metros del mundo que han tenido la misma situación».