MENÚ
martes 17 octubre 2017
04:24
Actualizado
El Tiempo
  • 1

Carmena amplía a 500 los vecinos que barrerán para evitar una multa

Tras subir un 75% las sanciones en 2016, Ahora Madrid refuerza esta prestación sustitutoria

  • Cipriano Pastrano
    Cipriano Pastrano

Tiempo de lectura 4 min.

27 de septiembre de 2017. 05:15h

Comentada

Tras dos años de un balance negativo en materia de limpieza para el Gobierno municipal de Ahora Madrid, el número de quejas y reclamaciones formuladas por los vecinos de la capital por la acumulación de suciedad en las calles lleva algunos meses experimentando una ligera mejora. Insistió en ello la alcaldesa, Manuela Carmena, en su comparecencia de ayer ante el Pleno de Cibeles, en donde anunció además que su equipo ampliará el programa para que aquellos que han sido multados por incumplir la ordenanza de limpieza puedan sustituir la sanción por trabajos en la vía pública.

Tras la finalización de un primer programa piloto al que se acogieron 150 vecinos, la alcaldesa precisó ayer que ya está contratado un nuevo programa por el que hasta 500 personas podrán conmutar las multas por una «prestación ambiental sustitutoria». Según Carmena, se trata de una iniciativa que se ha convertido en un «éxito», como demuestra el hecho de que se haya disparado la demanda entre aquellos que han sido multados para acogerse al programa. Desde la Alcaldía añaden además que el programa ha sido bien valorado por las primeras personas que participaron en él. Un 82% de ellos calificó de «bueno» o «muy bueno» el programa en cuanto a la «responsabilidad social aprendida». Además, un 99% valoró positivamente que el consistorio ponga a disposición de los vecinos este servicio.

Supervisión de un tutor

Fue precisamente después del primer programa piloto cuando el Ayuntamiento decidió consolidar esta posibilidad de conmutar las multas dentro de su funcionamiento ordinario. Para ello, tal y como avanzó este diario en el mes de abril, el Gobierno municipal sacó a concurso un contrato por valor de 499.494 euros con el propósito de que una empresa fuera la encargada de gestionar los trabajos de limpieza de los sancionados así como las sesiones formativas. Desde el entorno de la alcaldesa precisan que estos 500 participantes corresponden al programa licitado, cuya vigencia es de 12 meses.

En paralelo, el Ejecutivo de Ahora Madrid ha redactado un protocolo para dar soporte normativo a esta iniciativa. En este articulado, por ejemplo, se establece la correlación entre la multa impuesta y las horas de trabajo a realizar: por cada 100 euros de sanción, el vecino que se acoja al programa tendrá que efectuar cuatro horas de prestación ambiental. El máximo contemplado por el protocolo son las 20 horas –repartidas en jornadas de cuatro u ocho horas– que lleva aparejada una multa de 751 euros.

Entre las labores que deben desempeñar los madrileños que realicen a la prestación ambiental sustitutoria destacan el manejo del carro de limpieza, el barrido manual con cepillo y escobijo, el uso de la pala y el recogedor, el vaciado y limpieza de papeleras o la retirada de pegatinas y carteles en el mobiliario urbano. Todos estos trabajos estarán supervisados por un tutor.

Que se haya disparado el número de solicitantes para participar en el programa es normal teniendo en cuenta los datos de sanciones impuestas por el Ayuntamiento en 2016. Estas expedientes sancionadores, fundamentalmente incoados por ensuciar la calle y los parques, experimentaron un notable incremento el pasado año en la capital: un 75% por encima de los datos de 2015. Según los datos facilitados por el Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento, en esos 12 meses se tramitaron un total de 2.134 sanciones por distintos tipos de incumplimiento de la Ordenanza de Limpieza de los Espacios Públicos y de Gestión de Residuos.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs