MENÚ
martes 23 enero 2018
04:14
Actualizado
Consulta el Tiempo
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Carmena exigió por contrato que la cabalgata tuviera una «perspectiva de género»

El Ayuntamiento, que invitó a la carroza LGTBI a participar en la comitiva de los Reyes Magos, incluyó este año entre los requisitos para la adjudicación de la organización que el desfile tuviera
«un contenido expreso en igualdad»

Pablo Gómez. 

Tiempo de lectura 4 min.

03 de enero de 2018. 05:07h

Comentada
Pablo Gómez.  3/1/2018

Como si de una tradición en sí misma se tratara, la programación navideña diseñada por el Ayuntamiento de Madrid se ha vuelto a ver también este año salpicada por la polémica. Si en las últimas ediciones las críticas giraron en torno a los vestidos que los Reyes Magos vistieron en la Cabalgata central o a la decisión de la Junta de Carabanchel de excluir del desfile a un colegio católico, el epicentro de la controversia en 2018 se sitúa en Puente de Vallecas. En este distrito, la cabalgata de Reyes, que recorrerá sus calles el próximo viernes, contará con una carroza LGTBI. Tal y como informó ayer «El Mundo», este vehículo «por la igualdad y la diversidad» tendrá entre sus protagonistas a la drag queen La Prohibida. El cartel diseñado por Orgullo Vallekano –una de las entidades promotoras– publicitó a través de las redes y de su página web que La Prohibida sería una de las tres «Reinas Magas» de esta carroza junto a la bailarina de cabaret , actriz y compositora Roma Calderón y la cantante de hip hop Dnoé Lamiss.

Este desfile de Reyes Magos es el organizado desde el Gobierno de Ahora Madrid a través de la Junta de Distrito de Puente de Vallecas. Su concejal presidente, Paco Pérez (Podemos), quiso matizar ayer que en ningún caso estas tres «reinas magas» sustituirán a Melchor, Gaspar y Baltasar –que tendrán sus habituales tronos– y que tanto el contenido como la vestimenta de todos los participantes serán respetuosos «con las tradiciones y con los sentimientos» de los niños que acudan a alguno de los puntos del recorrido. De hecho, como recordó el concejal, en Puente de Vallecas y en otros distritos uno de los tres Reyes Magos es interpretado desde 2015 por una mujer, y todo ello, añadió Pérez, sin haber «generado polémica» entre los vecinos. «La participación de la primera carroza de la diversidad hay que entenderla como la expresión de la diversidad de nuestra sociedad. Es un vehículo más de los 23 colectivos y 16 carrozas que van a constituir la cabalgata de este año. Pero tengo que desmentir la participación de una carroza drag queen», aseguró el concejal del Gobierno de Manuela Carmena.

La inclusión de la carroza LGTBI en la cabalgata, que fue publicitada por sus impulsores como de «Reyes y Reinas», se gestó dentro de las reuniones de la mesa de Igualdad del distrito. Fue el colectivo Orgullo Vallekano el que, según el relato de «El Mundo», planteó la posibilidad de que esta carroza participara en un actividad paralela de la programación navideña del distrito. Sin embargo, desde la concejalía se percibió esta idea como una buena oportunidad para que el tradicional desfile de Reyes se convirtiera en un escaparate desde el que exhibir la «normalización» de los derechos LGTBI y la «diversidad» de Vallecas. Finalmente se decidió que este vehículo, con La Prohibida, Roma Calderón y Dnoé Lamiss a bordo, se integrara como uno más de la comitiva.

La integración de esta carroza LGTBI en la cabalgata infantil no parece sin embargo casual teniendo en cuenta que la Junta de Distrito explicitó en el pliego de condiciones para la organización de este evento que girase en torno «de la temática de la perspectiva de género». De hecho, entre los objetivos específicos incluidos en las bases que regulan la relación contractual entre el consistorio y la empresa adjudicataria se incluye el de «fomentar la producción artística realizada por mujeres y/o que tenga un contenido expreso en igualdad de género y su participación en la Cabalgata de 2018». Además de las tres «reinas magas», la carroza estará decorada con una gran bandera arcoíris que estará acompañada por la leyenda: «Vallekas por la diversidad». También contará con otra bandera dedicada al público infantil con las palabras «participa, sueña e imagina». Completarán esta carroza una familia diversa y una escuela de baile.

En la arena política y también en las redes sociales, la decisión de la Junta de Puente de Vallecas provocó una oleada de críticas. El portavoz del PP, José Luis Martínez-Almeida, pidió a Carmena «que no confunda a los niños, que les deje disfrutar de la noche más especial y que saque sus manos de la Cabalgata de Puente de Vallecas». La portavoz de Ciudadanos, Begoña Villacís, lamentó que «a veces los adultos complicamos mucho las cosas» y recomendó al Gobierno de Ahora Madrid que «intente hacer lo más verosímil posible» el sueño de la Cabalgata a los niños. Desde el PSOE, mensajes contradictorios: mientras la diputada Carla Antonelli aplaudió esta iniciativa porque «ayuda a visibilizar a los niños ‘‘trans’’ y LGTBI»; mientras que el concejal José Manuel Dávila, aunque mostró su apoyo a la iniciativa, instó a respetar la iconografía tradicional.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs