viernes, 09 diciembre 2016
04:23
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Madrid

Carmena recaudará 62 millones más de IBI

  • La subida del Impuesto de Bienes Inmuebles reportará beneficios pese a la bajada en 22 barrios.

En el IBI de 2017 se pagará por construcciones no declaradas como sucede con algunas piscinas particulares o cerramientos de terrazas
En el IBI de 2017 se pagará por construcciones no declaradas como sucede con algunas piscinas particulares o cerramientos de terrazas

Los madrileños pagarán 62 millones más por el Impuesto de Bienes Inmuebles el próximo año. El «Carmenazo» anunciado por el equipo de Gobierno de Ahora Madrid que modifica al alza varios impuestos y tasas municipales afecta repercutirá en un aumento de la recaudación del IBI que ayer el concejal de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez-Mato procuró matizar. Según explicó el edil en la comisión de su área de Gobierno, son varios los factores que implican el aumento de recaudación por el IBI como el crecimiento vegetativo en la ciudad –los solares que ahora se registrarán como edificios construidos–, el cambio en la ponencia de valores y la regularización catastral, que es el proceso emprendido por el Ministerio de Hacienda para detectar construcciones no declaradas como piscinas, ampliaciones de viviendas, cierres de terraza, que deben tributar y no lo hacen. Es decir «incorporar cosas que no estaban pagando el IBI», según detalló Sánchez-Mato.

Con todo, el concejal de Economía insistió en que el próximo año se congelarán los tipos del Impuesto de Bienes Inmuebles en general, habrá bonificaciones por instalar sistemas de aprovechamiento de energía solar y bajará el IBI entre un 20 y un 40% en 22 barrios donde existía una diferencia acusada entre el valor real y catastral de las viviendas, tal y como anunciaron al comienzo del verano. Se da la circunstancia de que se trata de distritos que apoyaron masivamente a Ahora Madrid en las pasadas elecciones municipales, motivo por el que el portavoz adjunto del PP, Íñigo Henríquez de Luna acusó a Sánchez-Mato de anunciar dicha medida «con claros tintes electoralistas» –ya que se presentó en vísperas de las últimas elecciones generales–. Es más, Henríquez de Luna criticó que dicho anuncio «le ha creado problemas internos porque excluye a muchos madrileños».

La discusión entre el concejal de Economía y el responsable de esta área en el PP escaló cuando el portavoz adjunto del principal grupo de la oposición municipal señaló el «sablazo» del equipo de la alcaldesa, Manuela Carmena, con la subida del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (ITVM). El consistorio anunció la semana pasada que en 2017 se cobrará el máximo legal a las dos últimas categorías de caballos fiscales que afectan a poco más de 115.000 madrileños. Henríquez de Luna le recordó al concejal de Economía que los principales afectados serán los «coches antiguos de madrileños sin capacidad para cambiarlos», puesto que el cálculo de los caballos fiscales –que es lo que se utiliza para hacer las categorías de pago del numerito del coche– penaliza a los vehículos con más cilindros y cilindrada, cuando los automóviles con más caballos en la actualidad, gracias a tecnologías como el turbocompresor, consiguen mayor potencia sin aumentar los cilindros ni la cilindrada.

Junto con la subida del IBI y del ITVM, la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid aprobó la semana pasada una modificación de las ordenanzas fiscales que también afectará a los vados, a la entrada del Planetario, así como a los impuestos de Construcciones y Obras y de Actividad Económica. Igualmente se crea una nueva tasa que afecta a los cajeros automáticos instalados en las fachadas y a los que sólo se puede acceder por la vía pública que pagarán entre 722 y 26 euros al año.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1