jueves, 27 julio 2017
09:21
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Madrid

¿Dónde van las donaciones de Carmena y sus concejales?

  • Ahora Madrid no se ha bajado el sueldo como prometió, pero sus ediles ceden cerca del 30% de su nómina

Carmena prometió en la campaña bajar los sueldos, pero cuando llegó al Ayuntamiento lo cambió por donaciones
Carmena prometió en la campaña bajar los sueldos, pero cuando llegó al Ayuntamiento lo cambió por donaciones
Cipriano Pastrano

El golpe sobre la mesa que ha dado Pablo Iglesias esta semana en Madrid, exigiéndole a los siete concejales «díscolos» de Manuela Carmena que paguen la cuota de los cargos públicos afiliados a Podemos, ha dado para varias interpretaciones. Hay quien piensa que la maniobra del líder de la formación morada es una llamada al orden a un grupo de ediles que se ha caracterizado por sus enfrentamientos con la alcaldesa y cuestionamientos a muchas de sus iniciativas. Los protagonistas del expediente creen sin embargo que –tal y como informó ayer este periódico– lo que ha buscado Iglesias es depurar a los integrantes de los subgrupos que conformaron la candidatura ciudadana de Ahora Madrid en 2015 y que podrían plantearle problemas de cara a las elecciones de 2019. Unos comicios para los que Iglesias quiere que el candidato al Ayuntamiento de la capital –aún no está claro si Carmena repetirá– concurra bajo la marca Podemos y no como Ahora Madrid. Pero nada parece prever que los ediles «díscolos», que concurrieron a la lista de Carmena desde la facción Ganemos, vayan a claudicar fácilmente. Su defensa ha sido clara: aseguran no ostentar ningún cargo orgánico de Podemos y por tanto se niegan a pagar la cuota de Podemos. Y además, todos ellos insisten en que cumplen con lo exigido por su partido, Ahora Madrid: que su nómina no supere la de cuatro salarios mínimos brutos o, lo que es lo mismo, 2.620 euros mensuales en el año 2016 –cuatro veces el salario mínimo interprofesional de 655 euros– y 2.828 euros en el caso de este año, ya que el salario mínimo se ha elevado hasta los 707 euros. El resto lo donan.

La candidatura de Carmena llegó al Ayuntamiento en 2015 prometiendo bajarse el sueldo. Sin embargo, una vez dentro, Ahora Madrid decidió que en vez de ahorrarle a los madrileños parte de sus nóminas, las cobrarían íntegras y donarían una parte de ellas a su criterio y sin tener que dar explicaciones.

La cifra total de esta especie de subvenciones «a dedo» que los veinte ediles dan a título personal fue el pasado año de 423.608 euros –según el portal de transparencia del partido– entre donaciones libres (339.481) y financiación de «proyectos de innovacion social» mediante la plataforma de crowfunding, Goteo (84.127,03). Pero ¿cumplen todos con lo exigido? y sobre todo, ¿qué es lo que están financiando los concejales de Carmena con parte de su sueldo?

La alcaldesa cobra 100.000 euros anuales –tal y como lo estableció Ruiz-Gallardon–, sin embargo, se ha reducido el sueldo a 44.100 euros netos, por lo que cobra cada mes 3.675 euros. En el primer año de legislatura, Carmena donó un total de 7.500: la mitad fue para las monjas del Sagrado Corazón de Jesús de la República Democrática del Congo y la otra mitad la recibió la Asociación de Colaboradores con las Mujeres Presas. En 2016, la partida «altruista» de la alcaldesa se elevó hasta los 17.605 euros –misma cifra que dio su concejal de Urbanismo, José Manuel Calvo– y en esta ocasión la regidora destinó 3.105 a conocidas organizaciones como Cruz Roja, Aldeas Infantiles, Save the Children, Médicos Sin Fronteras o Unicef. Además, 12.000 euros de su sueldo fue a parar a la ONG Cosiendo el Paro y 2.500 a la Asociación de Colaboradores con las Mujeres Presas. La regidora cobra más de los cuatro salarios mínimos que establece la regla de su partido, pero en lo que va de legislatura nunca ha heho uso de la partida de gastos institucionales que le corresponde, según afirma el partido. El resto de los 19 ediles de su gobierno donan una media del 30% de su sueldo la mayoría a proyectos sociales como a los regugiados, mujeres, niños o inmigrantes. Casi todos lo hacen a organizaciones afines y en muchas de sus transferencias hay un marcado trasfondo político.

Las subvenciones a los partidos a los que han pertenecido han crecido en estos dos años casi en un 67%. En 2015, fueron cinco los concejales que transfirieron parte de su sueldo a IU, al Partido Comunista, a Ahora Madrid y sólo uno (José Manuel Calvo) lo hizo a Podemos. Fueron Sánchez Mato, Sabanés, Valiente, Zapata y Soto (además de Calvo) y sumaron 44.066 euros.

En 2016, tanto Pablo Soto como el ahora sancionado Guillermo Zapata –que en 2015 donó a Ahora Madrid 1577 euros– retiraron sus donaciones políticas. Sin embargo, Mayer, García Castaño, Gómez Lahoz y Esther Gómez, que el año anterior no habían transferido nada a formaciones políticas, dieron el pasado año parte de su sueldo a los partidos a los que pertenecen. Así, la formación política que más dinero ha recibido de los ediles del Ayuntamiento en los dos años de donaciones de los que se tienen datos es IU. En total, el pasado año la cifra que el Gobierno de Carmena destinó a diferentes partidos –todos de izquierda– fue de 73.508 euros. De éstos, 25.296 fueron a IU; 16.762 a Podemos; 16.000 a Equo; 12.496 al Partido Comunista y 2.954 a Ahora Madrid.

Además de financiar a sus propias formaciones, la mayoría de concejales de Carmena han destinado una parte del porcentaje del que están obligados a desprenderse a organizaciones que ayudan los refugiados. A la Caravana por los Derechos de los Refugiados de Grecia le donaron Zapata, Murgui, Mayer y Carmona y a CEAR (Murgui, Sabanés, Valiente, Maestre o Calvo.

Aunque Carmena el pasado año ya no donó a las monjas del Sagrado Corazón del Congo, en su lugar, Nacho Murgui dio a la Parroquia de Santo Domingo de la Calzada, situada en la Cañada Real, 1.726 euros. Además, Rommy Arce dio a San Carlos Borromeo, la conocida como «Iglesia Roja» de Vallecas, 1.000 euros, y Barbero transfirió a la Parroquia de San Hilario de Aluche 940 euros. Entre los beneficiarios de esta especie de subvenciones municipales en la sombra también hay dos pequeñas productoras audiovisuales. A Metromuster –autora de controvertidos documentales realizados en Cataluña como «Ciutat Morta» (sobre abusos policiales), o «Tarajal» (sobre la muerte de 15 inmigrantes en la playa de Ceuta)– y que también ha hecho trabajos audiovisuales para las CUP, Celia Mayer le dio 2.954 euros. Rommy Arce donó unos simbólicos 100 euros al Colectivo Audiovisual Tres y un Perro, autora de un documental sobre los conocidos como «Ocho de Airbus», el grupo de sindicalistas juzgados por disturbios en la huelga general de 2010.

Patio Maravillas

La donación más elevada la hizo el edil Pablo Carmona –concejal de Salamanca y Moratalaz–, ascendió a 17.873 euros y su destinataria fue la Fundación de los Comunes, una asociación que algutina diferentes movimientos sociales, cuyo patronato lo integran colectivos okupas como el Patio Maravillas, al que pertenece el propio edil. Esta misma fundación recibió de la concejala Montserrat Galcerán–Tetuán, 16.608 euros.

En 2016 –las cifras del 2017 aún no son públicas–, el concejal que más donó de su nómina fue Celia Mayer. La polémica ex responsable de Cultura, que desde marzo dirige el Área de Políticas de Género y Diversidad tiene un salario bruto de 93.820 euros. El pasado año donó 24.922,24 euros y financió proyectos crowfunding por un valor total de 8.446, 26 euros hasta quedarse con un sueldo mensual neto de 2.568 euros. Junto a Mayer, la edil de San Blas y Barajas, Marta Gómez Lahoz; Rommy Arce, de Usera y Arganzuela– e Inés Sabanés –Medio Ambiente y Movilidad– son las más «solidarias» con más de 30.000 euros donados cada una al año.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1