domingo, 20 agosto 2017
10:39
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Madrid

Galcerán se carga Madreat

  • La concejal de Tetuán deniega la autorización, con sólo 24 horas de antelación, al mercado de «foodtrucks» que da empleo a 300 personas.

ETIQUETAS

Estaba previsto que hoy arrancara la edición de abril de Madreat. Su cancelación deja a los hosteleros con género comprado que ahora tendrán que tirar
Estaba previsto que hoy arrancara la edición de abril de Madreat. Su cancelación deja a los hosteleros con género comprado que ahora tendrán que tirar

Durante los últimos tres años, el tercer fin de semana de cada mes «MadrEAT», un mercado gastronómico al aire libre, tomaba el parque de Azca, en el Paseo de la Castellana. Una apuesta de ocio que iba camino de consolidarse hasta que ayer, la Junta Municipal de Distrito de Tetuán, capitaneada por Monserrat Galcerán (Ahora Madrid), notificó a sus organizadores, con menos de 24 horas de antelación, que no podrían instalar sus food-trucks por supuestas «irregularidades en el expediente». Una situación que deja a los hosteleros con un género al que no podrán dar salida y a los organizadores con una cartelería ya inservible.

El «MadrEAT food market», que se iba a celebrar entre el 20 y el 23 de abril, es uno de los diez mercados de comida al aire libre más reconocidos de Europa. Un activo que, dicen sus organizadores, desde la alcaldía saben reconocer, pero que desde la Junta de Distrito de Tetuán su responsable se empeña en torpedear. «La Junta de Distrito siempre nos han ido poniendo trabas para obstaculizar el desarrollo de MadrEAT», denuncia Patricia Mateo, la portavoz del evento.

A pesar de la periodicidad fija de la cita gastronómica y del número estable de food-trucks, les obligan a obtener una licencia nueva para cada tercer fin de semana del mes y a presentar un nuevo plano técnico cada ocasión. Un esquema que –denuncian– la concejala Galcerán, se encarga de obstaculizar alegando que no coincide con el espacio que en realidad utilizan explican desde la organización. Para explicar la negativa a darles la autorización, la Junta Municipal alude al expediente redactado a raíz de la acta de inspección desfavorable sobre este mercado cuando se organizó en ediciones anteriores, al comprobarse «deficiencias» como la ocupación de un espacio superior al autorizado, informa Ep.

Otra de las triquiñuelas con la Junta de Tetuán intenta impedir el desarrollo normal del mercado al aire libre, dicen, es la volatilidad de las tasas: «Las tasas que debemos pagar nunca son las mismas, hemos pasado de 15.000 euros a los 28.000 de la última edición», explica Mateo. «Teniendo en cuenta que solo hay 40 camiones así es muy complicado obtener algún tipo de beneficio», sentencia.

Desde «MadrEAT» creen que los problemas a los que se deben enfrentar, una vez al mes, para instalar las furgonetas de venta de comida responden a «una especie de fobia desde la concejalía de Tetuán a la empresa privada».

A pesar de la intermediación del Ayuntamiento, en «MadrEAT» están convencidos de que volver a establecerse en la explanada de Azca es casi imposible. Lo que abre un nuevo interrogante en su futuro: «Por la orografía de Madrid es muy complicado encontrar otro espacio en el que organizar a 40 food-trucks» subraya Mateo.

No solo el consistorio apoya este mercado al aire libre. La asociación de empresarios «ProAzca» da también su apoyo a una iniciativa comercial que constituyó un «punto de inflexión para los espacios públicos de Azca» y a la que acuden cerca de 30.000 personas. Además de la pérdida de un activo turístico y económico para la ciudad de Madrid, la prohibición pone en riesgo el trabajo de «50 pequeñas empresas que generan 300 empleos directos y muchos otros indirectos a través de una propuesta de ocio familiar que dinamiza una zona que los fines de semana suele estar vacía» destacan los organizadores, que hoy al medio día darán una rueda de prensa y realizarán una protesta en el mismo espacio en el que planeaban celebrar el evento.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1