MENÚ
domingo 22 octubre 2017
02:32
Actualizado
El Tiempo
  • 1

La Comunidad dará luz verde a su plan de calidad del aire este otoño

El protocolo incluirá límites de NO2 más laxos que los de la capital

  • Image

Tiempo de lectura 4 min.

13 de octubre de 2017. 09:51h

Comentada

Antes de que termine el otoño la Comunidad de Madrid tendrá listo su protocolo para episodios de contaminación. El Ejecutivo que dirige Cristina Cifuentes está cerrando estos días «los últimos flecos» para dar luz a un plan que recogerá las medidas informativas, de restricción de la velocidad y promoción del transporte público necesarias para reducir las emisiones de NO2 cuando se superen los límites establecidos. El proyecto, que ya ha concluido su plazo de alegaciones, informaron fuentes de la Consejería de Medio Ambiente, estará listo para pasar el trámite final en Consejo de Gobierno en un máximo de dos meses.

El nuevo documento afectará a los municipios madrileños con más de 75.000 habitantes –que deberán elaborar su propio protocolo– y a los diez con una población superior a las 100.000 personas y que, según la legislación estatal, deben contar con su propio plan para luchar contra los episodios de contaminación. Su principal misión es establecer un plan coordinado entre las distintas localidades, pero su aplicación –a tenor de las alegaciones que ha recibido– no será tan sencilla. La principal fuente de disputas entre el Ejecutivo regional y los ayuntamientos de todo color político, representados por sus respectivas formaciones en la Asamblea, son los límites en los que van a quedar establecidos los niveles de actuación. Así, aunque en un primer momento Medio Ambiente aseguró que su protocolo quedaría dividido en preaviso (cuando en dos estaciones de una misma zona se superasen los 180 microgramos de NO2 por metro cúbico durante dos horas consecutivas), aviso (cuando en dos estaciones de una misma zona se superasen los 200 microgramos de NO2 durante dos horas consecutivas) y alerta (cuando se superasen los 400 miligramos de NO2 durante tres horas consecutivas); finalmente elevó estos niveles a 200 mg/m3 y 250 mg/m3, respectivamente para los dos primeros episodios.

Precisamente esta rectificación ha sido la principal fuente de alegaciones para la oposición. El Ayuntamiento de Madrid, por ejemplo, consideró que el plan propuesto por la Comunidad de Madrid para erradicar la contaminación «no cumple el carácter preventivo que exige la legislación». Querían los de Manuela Carmena que el equipo de Cifuentes equiparase los niveles de su protocolo a los vigentes en la capital –iguales a los de la propuesta regional inicial que se desestimó– porque «desprotege a la población al no aplicar criterios homogéneos de actuación». «Genera confusión a los ciudadanos», añadieron en su escrito. Fuentes de la Consejería de Medio Ambiente explicaron el motivo del aumento de los niveles máximos permitidos en su plan medioambiental: «el plan de la Comunidad es más laxo porque debemos legislar en más genérico», explicaron.

Por parte del Grupo Parlamentario Podemos el diputado Alejandro Sánchez sugirió a la Comunidad que introduzca cambios en la zonificación en la que está dividida la región para casos de contaminación: «La división en zonas debería basarse en anillos concéntricos», asegura el parlamentario de Equo en sus alegaciones al documento de Medio Ambiente en el que argumenta que «una división en zonas concéntricas permite actuar sobre los flujos de tráfico, tanto los que confluyen de manera centrípeta sobre la ciudad de Madrid, como los que la circunvalan a través de la M-30, M-40, M-45 y M-50». Basándose en esto exigen que «a la hora de las medidas a establecer y/o aplicar en cada escenario, deberían tenerse en cuenta criterios de proximidad geográfica, además de los propios de la zonificación de cada aglomeración».

Sin ley de Cambio Climático

Rafael Gómez Montoya, portavoz del PSOE en la comisión de Medio Ambiente, aseguró por parte que «si bien es cierto que las competencias son municipales, también lo es que la Comunidad tiene la obligación de coordinar estas política, financiando, si cabe, planes no sólo para Madrid ciudad, sino para la primera y segunda coronas metropolitanas, que también necesitan planes específicos. Sobre este asunto, la Comunidad de Madrid no se pronuncia». El socialista denunció asimismo que la Ley Sobre Cambio Climático que ellos trataron de aprobar en la Asamblea no salió adelante al no contar con los apoyos del PP.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs