MENÚ
domingo 22 octubre 2017
11:20
Actualizado
El Tiempo
  • 1

La resaca del Orgullo: un mar de basura en Chueca

Los servicios de limpieza no habían despejado las calles pasadas las diez de la mañana. Se han recogido 175 toneladas de residuos

Tiempo de lectura 2 min.

03 de julio de 2017. 07:59h

Comentada

Tras la gran fiesta del sábado en la que la que Madrid acogió el World Pride 2017, el centro de la capital amaneció ayer con una gran resaca de suciedad. Bolsas de plástico, cristales rotos, vasos, colillas y todo tipo de basuras se acumulaban sin control en cada una de las esquinas de la ciudad. Un mar de basura, que puso muy difícil su trabajo a los refuerzos de limpieza.

Desde primera hora de la mañana decenas de camiones de basura y barrenderos fueron recogiendo cada uno de los despojos que esta fiesta fue dejando a su paso. Sin embargo, pasadas las 10:00 se la mañana, hora de apertura de muchos comercios, a sus propietarios aún les parecía «un auténtico milagro» que la zona volviera a su estado original después de toda la «mierda» que había acumulada, según comentó la dependiente de Vas, situada en plena plaza de Chueca.

Aunque más de uno reconoció que abrir en estos días de fiesta es a veces «un disgusto más que una satisfacción», muchos fueron los valientes que se atrevieron a abrir sus locales para recibir de nuevo a los millones de turistas que este año visitaron la capital y que todavía seguían buscando algún lugar donde pasar los últimos minutos de fiesta. Este fue el caso de la tienda Antica Bellezza, situada en Chueca, cuya dueña aseguraba que iba a su negocio «con los dedos cruzados» para que no le hubieran roto nada del escaparate como le sucedió en años anteriores. A pesar de «estar escarmentada» por otros dos Orgullos en los que su tienda «fue totalmente maltratada», ayer llegó y recibió una agradable sorpresa: no había ningún desperfecto. «Los equipos de limpieza han hecho un gran trabajo. Ha sido el Orgullo más controlado de todos», señaló.

Y es que con ocasión del World Pride, el consistorio madrileño realizó un despliegue de limpieza y emergencias sin precedentes. Tan sólo el sábado trabajaron 819 operarios, 17 baldeadoras para la limpieza con agua a presión, 13 barredores y 8 camiones recolectores, además del servicio habitual. Un refuerzo que aún así, no impidió que Chueca estuviese llena de basura hasta bien entrada la mañana. Según explicaron desde el Área de Medio Ambiente y Movilidad, se han recogido 175.000 kilos de residuos durante la manifestación y los actos organizados en las plazas el sábado, de los cuales 115.000 correspondieron al recorrido de la manifestación. El pasado año, se limpiaron 124 toneladas de basura, de las cuales 81.500 kilos fueron recogidos del recorrido de la manifestación. Hasta ayer por la tarde se habían recogido 469.000 kilos de residuos frente a los 299.210 kilos del Orgullo 2016.

En cuanto a las atenciones de Emergencias, hubo 270 asistencias de Samur-Protección Civil que se tradujeron en 28 traslados a centros hospitalarios, la mayoría leves por cortes, lipotimias y pequeños traumatismos. Tan sólo hubo cuatro casos graves: dos patologías cardiacas y dos intoxicaciones, una por drogas y otra por alcohol.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs