viernes, 28 julio 2017
17:27
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Madrid

Montañas de basura en los nuevos cubos de Carmena

  • El Ayuntamiento ha sustituido los cubos individuales por otros colectivos, situados en plena calle. Los contenedores no dan abasto y los vecinos piden que vuelvan los antiguos

Fotografía realizada en la Avenida de Abrantes y colgada en redes para denunciar la basura que se acumula junto a los nuevos contenedores
Fotografía realizada en la Avenida de Abrantes y colgada en redes para denunciar la basura que se acumula junto a los nuevos contenedores

En los próximos días, los clásicos cubos de basura de dos ruedas de las comunidades de vecinos o comercios desaparecerán en Valdebebas, Vallecas, Sanchinarro y el PAU de Carabanchel. En su lugar, el Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, que dirige Manuela Carmena, colocará unos enormes contenedores cuya principal novedad es su aumento de capacidad y su sistema de recogida por parte de los camiones de la basura, que se realiza de forma lateral. Esto facilita la tarea de los camiones y la agiliza porque al aumentar la capacidad de los cubos se colocarán menos. De hecho, los 8.448 recipientes nuevos sustituirán a los 14.392 que hay en estos momentos.

Este cambio, que a priori beneficia la labor de los camiones, no ha caído demasiado bien entre sus usuarios que ascienden a 768.826 vecinos distribuidos en once distritos. A través de redes sociales, foros de vecinos, e incluso mediante una solicitud formal en el portal de peticiones del Ayuntamiento de Madrid (Decide Madrid), se quejan del cambio. Los vecinos que ya han experimentado la modificación protestan en primer lugar por la incomodidad: los nuevos contenedores están fuera de las comunidades de vecinos y por tanto están más lejos y menos accesibles. Además, al estar en plena calle, son criticados por «antiestéticos».

Pero sin duda, una de las peores consecuencias del cambio de los contenedores «individuales» por los colectivos son los montones de suciedad que están dejando a su paso. En este caso, son los usuarios de Twitter quienes están dando testimonio de las montañas que se acumulan a su alrededor, de su olor y la mala imagen que está dando a los barrios.

Lejos de resolver el principal problema que se ha encontrado Carmena desde su llegada a Madrid, los cubos escogidos por su equipo parece que lo fomentan. Desde el Ayuntamiento se defienden asegurando que este modelo está implantado en varias ciudades españolas como Barcelona, Sevilla o Valencia. Sin embargo, según la acogida que están teniendo en Madrid, su diseño o ubicación parece que no está teniendo el efecto deseado.

El próximo lunes 24 se cambiarán los contenedores en Valdebebas. Los conserjes de las comunidades de vecinos dejarán de sacar los cubos a las puertas de las urbanizaciones y fincas. El Ayuntamiento se lo ha comunicado asegurando que la estructura y amplitud de las calle es compatible con este sistema sin embargo, según la petición de un vecino de este barrio realizada en Decide Madrid y que cuenta con más de 910 apoyos, los nuevos contenedores no han tenido en cuenta varios factores.

«Los cubos permanentes en la calle generan olores, bichos y otros inconvenientes», afirma la petición de cambio realizada al Ayuntamiento de Madrid. Se quejan también de los costes «que se ha hecho incurrir a las comunidades que se les ha obligado a crear cuartos de basura que ahora quedarán en desuso». Otro de los aspectos que los vecinos que protestan contra los nuevos cubos de basura reprochan a la alcaldesa de Madrid es que estos cubos de enorme capacidad «reducen y eliminan plazas de aparcamiento en la vía».

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1