MENÚ
sábado 23 septiembre 2017
15:17
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Madrid Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC

Parla pierde Bauhaus, que instalará su mayor centro en Alcorcón

  • La multinacional alemana (en la imagen su factoría de Heidelberg), cuenta con siete centros en España, ninguno en Madrid
    La multinacional alemana (en la imagen su factoría de Heidelberg), cuenta con siete centros en España, ninguno en Madrid
L. L. Álvarez. 

Tiempo de lectura 4 min.

21 de enero de 2015. 00:43h

Comentada

Reactivación de la economía local, creación de empleo y un gran desembolso económico para las maltrechas arcas municipales. Cualquiera diría «sí» a la instalación de una gran empresa en su término municipal y mucho más la ciudad más endeudada de España. Parla rozó con las manos el proyecto, pero, a pesar de haberlo «vendido» públicamente, se ha quedado sin él. El desembarco de la gigante del bricolaje alemana Bauhaus en nuestro país incluía hace dos años esta concreta ubicación en la región, pero finalmente Alcorcón se ha llevado el gato al agua y los 18.150.000 euros que los alemanes depositarán irán a parar al municipio alcorconero.

Eso y casi medio millar de puestos de trabajo. Los planes de Bauhaus en España eran invertir 85 millones de euros en la apertura de tres nuevos centros situados en Marratxí (Mallorca), Paterna (Valencia) y Parla, según adelantaron en la presentación oficial de su establecimiento de Barcelona, con la presencia del director general de Bauhaus España, Bart Ginneberge. De hecho, en junio de 2012, el Ayuntamiento anunció en su boletín informativo número 53, «En red empresarial de Parla», que Bauhaus se instalaría en el municipio. Sería en 2014, pero, al igual que sí se han producido las inauguraciones de los centros mallorquín y valenciano, Parla se ha quedado sin su macrocentro de bricolaje que iba a levantarse sobre la zona comercial Parla Natura el pasado año, tal y como recreaba la web de la promotora francesa Frey, encargada del proyecto.

De hecho, Parla mejoró sus accesos a la ciudad para hacer más atractiva la implantación de empresas y atraer así la inversión al municipio, pero nada de esto ha servido. Esta pérdida ha sido otro jarro de agua fría para el Gobierno local en el que ha sido su «annus horribilis», salpicado de lleno por la «operación Púnica» y con la destitución de su alcalde José María Fraile. Ha sido el popular David Pérez, alcalde de Alcorcón, quien puede celebrar que la multinacional alemana haya elegido los terrenos de la localidad de gobierna. Según la empresa, será el centro de bricolaje y materiales de construcción más grande de España. Se levantará en el parque empresarial El Lucero, cuyas obras de urbanización ya han comenzado. Las obras de instalación eléctrica y las adecuaciones del terreno pretenden estar terminadas en este trimestre.

Tendrá una superficie comercial de más de 17.500 metros cuadrados, lo que lo convierte en el más grande del país. Para Bart Ginneberge, el anuncio de esta nueva apertura es «una demostración más del compromiso y la confianza que la compañía tiene en el mercado español». Uno de los nuevos conceptos que incluirá este centro es el «Drive-In» de 3.600 metros cuadrados: una zona dedicada a la construcción que permite el acceso de vehículos, por lo que los clientes podrán entrar directamente con su coche y coger la carga. Lo más importante para Alcorcón, según fuentes municipales, es el logro de Pérez de atraer inversión extranjera al municipio y, sobre todo, la creación de puestos de trabajo. Calculan que serán cerca de medio millar de empleos: unos 250 puestos directos y otros tantos indirectos.

Más de 18 millones

Pero la cifra desorbitante no sólo está en los metros cuadrados que tendrá la empresa. La inversión será millonaria: 18.150.000 euros que irán a parar al Ayuntamiento porque se trata de terrenos municipales. Con este proyecto, Alcorcón se resarce del varapalo que supuso el «no» del magnate Sheldon Adelson al proyecto Eurovegas.

«Eurovegas era una opción paralela a cualquier otra gestión de Gobierno. Alcorcón optó en su momento y no salió, pero mantenemos muchas otras líneas de trabajo, como el PP8, el residencial Retamar de la Huerta o la gestión de Patrimonio Municipal», puntualizó el pasado verano. Precisamente ha sido en el parque empresarial El Lucero (PP8), cuyas obras de urbanización llevaban seis años paralizadas.

Es un espacio donde convive la zona privada (alrededor de 429.934 metros cuadrados), y la pública, de 371.671 metros cuadrados. Hasta ahora, dos grandes empresas, Ikea y Bricomart, habían anunciado su intención de instalarse allí. Ahora Bauhaus convierte estos terrenos de Alcorcón en la nueva «ciudad del bricolaje». Fuentes municipales aseguran que el proyecto ya será una realidad antes de que termine este año.

No es la primera vez que Parla ve pasar de largo una inversión millonaria. Ya en la etapa de Tomás Gómez como alcalde (1999-2008), el municipio perdió la oportunidad de que se construyera en el PAU-5 de Parla el que iba a ser el centro comercial más grande de Europa. La empresa francesa Lsgie, responsable de centros como La Vaguada y Plaza Norte, se proponía invertir 250 millones en una gran superficie comercial sobre una parcela de 30.000 metros cuadrados, que crearía 40.000 empleos, pero la empresa ponía una condición: que no hubiera otra superficie comercial mayor de 8.000 metros cuadrados en las proximidades.

Según pudo saber este periódico, Gómez firmó con Lsgie, pero por la espalda negoció con otra empresa para construir el malogrado Parla Natura –en el que se iba a levantar Bauhaus–. Cuando Gómez se marchó y Fraile tomó el testigo, la multinacional francesa pilló el engaño y retiró de Parla su proyecto estrella para Madrid. Tres años más tarde, la misma compañía francesa levantaba en Majadahonda el proyecto que Parla dejó escapar de 350 millones de euros de inversión final.

Red de Blogs

Otro blogs