MENÚ
viernes 20 octubre 2017
23:27
Actualizado
El Tiempo
  • 1

Plaza Mayor: Centenario entre cartones

El histórico espacio celebra este año su 400 cumpleaños tomado por la suciedad, los grafitis y decenas de mendigos. El Ayuntamiento ni siquiera ha presentado a la comisión un programa de actos

  • Los hosteleros se quejan de que tienen que cerrar sus locales a las nueve de la noche porque aseguran que, a partir de esa hora, nadie entra en la plaza «porque da miedo»
    Los hosteleros se quejan de que tienen que cerrar sus locales a las nueve de la noche porque aseguran que, a partir de esa hora, nadie entra en la plaza «porque da miedo»

Tiempo de lectura 5 min.

15 de enero de 2017. 02:29h

Comentada

No se puede decir que el IV Centenario de la Plaza Mayor haya pillado por sorpresa al Ayuntamiento. Hace ya más de un año, en noviembre de 2015, todos los partidos con representación en el Pleno acordaron, a propuesta del PP, crear una comisión para organizar el aniversario de este icono de Madrid. Sin embargo, ha empezado el año del 400 cumpleaños, la comisión sólo se ha reunido dos veces –la última, en noviembre– y no sólo no se ha presentado un programa de actividades al respecto, sino que tampoco se ha hecho nada para intentar revertir la degradación que poco a poco está acabando con la vida de la plaza.

«La Navidad y el verano lo esconden todo», explica José Antonio Aparicio, presidente de la Asociación de Hosteleros de la Plaza Mayor y de la Asociación de Amigos del IV Centenario, creada para la ocasión. «Pero el resto del año el ambiente es terrible. Ningún local, ni siquiera los de hostelería, abrimos más allá de las ocho o nueve de la noche, porque, a partir de esa hora, la plaza da miedo. Nadie entra», añade.

No exagera. Desde los arcos que dan acceso, pasando por los soportales o incluso en el mismo centro, junto a la estatua de Felipe III, se amontona la suciedad. Cuando empieza a anochecer, la plaza se llena de zonas sombrías y la actividad desaparece. Sólo decenas de mendigos acomodan, sobre todo en esta época, sus pocos enseres y sus cartones en los muros interiores. Si dentro de la plaza no pasa un alma, fuera, el contraste con las calles que la rodean es absoluto: riadas de madrileños y turistas animan el Madrid de los Austrias esquivando la mítica Plaza Mayor. Cuando amanece, el panorama no es mucho mejor: la basura se amontona en cada esquina, el olor a orín se intensifica y los locales suman un nuevo grafiti. «Antes los hacían en las verjas de los cierres, pero el último que me han hecho en mi local ha sido en la fachada de granito», se queja Aparicio. «Lo peor es que nadie tiene ganas, ni intención de mejorarlo», afirman desanimados los hosteleros.

«Limpiamos y baldeamos con agua nosotros, incluso algunos han colocado sus propios cubos de basura para meter las bolsas que se amontonan en la puerta de los locales y no se dé así tan mala imagen», añaden. Los propietarios e inquilinos de los locales llevaban años con la mirada puesta en 2017, año en el que la plaza celebra su 400 aniversario y en el que se habían depositado todas las esperanzas. «Confiábamos en que se harían mejoras de cara al IV centenario, pero ha comenzado el año y no sabemos nada del Ayuntamiento ni de sus planes», explica Aparicio, presidente de la Asociación de Amigos del IV Centenario, que está dentro de la comisión que se creó el pasado otoño para organizar un programa de actividades. «El desánimo es absoluto. Ver que ha comenzado el año y que no se ha hecho nada nos produce un bajón enorme», se lamenta.

Desde el Ayuntamiento se aseguró a este periódico que se les llamará a una reunión el 18 de enero y que en febrero que viene cuando se presente la agenda de actos del centenario, por lo que desde el Área de Cultura aseguran que habrá otra segunda reunión este mismo mes. El objetivo de estas reuniones es, según detalló el Ayuntamiento ayer a LA RAZÓN, «conocer los detalles de la programación diseñada en base a las propuestas de los diferentes grupos que la forman». Según esta declaración, el programa de actividades ni siquiera se habría cerrado, por lo que la intención de arrancar con los actos en el carnaval, en febrero, podría incluso retrasarse. «Les hemos hecho decenas de propuestas para hacer en la plaza, pero no sabemos aún si les han gustado o no, porque a nosotros al menos no nos han comunicado nada al respecto», dice Aparicio, presidente también de la Asociación de Hosteleros de la plaza.

Tras los pasos de Cervantes

Para el PP, «lo que está sucediendo en la Plaza Mayor es deplorable y una muestra más de la ineficacia y la falta de interés por la Cultura que tiene este Ayuntamiento. Con Mayer y sin Mayer», se queja Isabel Rosell, la portavoz del PP en esta área, en referencia a la baja de la concejala de Cultura. Rosell subraya cómo el Ayuntamiento «ha dejado pasar un año para crear la comisión y no la ha reunido hasta dos meses antes de que llegara la fecha del centenario». Además, desde el PP ponen de relieve que «no es la primera vez que esta área desprecia la cultura y el patrimonio de Madrid» y recuerdan cómo el pasado año, en el que se conmemoraba el IV centenario de la muerte de Cervantes, escritor que vivió y murió en Madrid, para el que el Ayuntamiento «apenas organizó alguna lectura en bibliotecas». «Fue una ignominia el caso de Cervantes y parece que repetimos en la Plaza Mayor. Han sido dos celebraciones que el calendario les ha regalado y que no han sabido aprovechar para difundir el patrimonio de Madrid y mejorarlo, incluso», se queja Rosell.

El problema añadido que el Área de Cultura del Ayuntamiento tiene además es que no tienen dotación económica asignada para la celebración del IV Centenario, ya que hay que recordar que el Gobierno de Manuela Carmena no ha podido aprobar los presupuestos para este año, que se mantienen prorrogados a la espera de la negociación que mantiene Ahora Madrid con el PSOE para buscar que éste le dé el visto bueno a las cuentas.

El presupuesto municipal para financiar el plan ascendía a dos millones de euros en 2017, pero esta partida no existirá hasta que Carmena logre el «sí» del PSOE. Los objetivos que se habían propuesto para el centenario eran: la reordenación de usos y actividades para impulsar la actividad económica y turística, una agenda cultural para 2017 y mejoras en el espacio y paisaje urbano. Así se recogió en la primera reunión de la comisión para conmemorar el IV centenario, reunida en octubre y presidida por la propia Carmena. Sin embargo, a día de hoy, el Ayuntamiento no tiene dinero para el centenario, ni ha cumplido ninguno de los objetivos que su alcaldesa prometió cuando se hizo la foto, en octubre de 2016, presidiendo la comisión que supuestamente iba a recuperar la plaza para la cultura.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs