martes, 27 septiembre 2016
10:07
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Madrid

Dos testigos vinculan a Iglesias con el «asalto» a la capilla

  • Declararon que «un profesor que se llama Pablo Iglesias anima este tipo de actos». El juicio contra Rita Maestre empieza el jueves

Rita Maestre en una imagen del vídeo del asalto a la capilla
Rita Maestre en una imagen del vídeo del asalto a la capilla

«Solamente quiero decir que sí que he visto fotos de un grupo de teatro político que se llama Antífona donde aparecen imágenes de chicas que entraron en la capilla. También aparece un profesor de políticas que se llama Pablo Iglesias, que animan a este tipo de actos o por lo menos fomentan ideologías muy radicales». Estas son las declaraciones de un testigo que presenció el «asalto» a la capilla del pasado 10 de marzo de 2011 en el campus de Somosaguas, y que determinaron que las acusaciones solicitaran la declaración de Pablo Iglesias como testigo, lo que fue rechazada por la jueza.

Al menos dos alumnos que se encontraban en el interior de la capilla vincularon de alguna forma al actual líder de Podemos con estos hechos . Así consta, al menos, en la «Información reservada» que abrió la Universidad Complutense. Uno de esos alumnos, tras relatar lo sucedido e identificar a Héctor Meleiro como uno de los participantes en el «asalto», destaca cómo ese «acto» estaba anunciado una semana antes en los pasillos de la facultad de Ciencias Políticas y en internet. En la facultad, señalaba, había una foto del Papa –entonces, Benedicto XVI– con la cruz gamada, «como las que llevaron». Ese acto, afirmó entonces, tenía un cierto «grado de oficialidad y respaldo académico» y que el «profesor responsable de la dirección artística de la “performance”» es Pablo Iglesias, profesor de Ciencias Políticas». Iglesias, añadía, dirigía «un grupo de teatro llamado “Antífona: grupo de teatro político”» y varias de las chicas que realizaron los hechos en la capilla «forman parte de este grupo y aparecen en fotos con este profesor».

Pocos podían pensar que cuatro años después del asalto a la capilla de la Complutense, una de las estudiantes que participaron en la misma, de nombre Rita Maestre, iba a alcanzar tal fama, en buena parte porque ya en 2010 estaba unida ideológicamente al entonces profesor y director de un grupo de teatro, Pablo Iglesias. Su carrera política, fulgurante como la de la mayoría de los líderes de Podemos, le llevó a obtener el acta de concejal en el Ayuntamiento de Madrid en las últimas municipales, y una vez sentada en el Consistorio, a convertirse en la mano derecha de la alcaldesa. El próximo jueves volverá a ser foco de atención, pero esta vez sentada en el banquillo de los acusados. Se enfrenta a una petición fiscal de un año de cárcel, al igual que su compañero Héctor Meleiro, por un delito contra los sentimientos religiosos.

La acusación ejercida por el Centro Jurídico Tomás Moro presentará un informe pericial psicológico que concluye que lo relacionado con el «asalto» a la capilla no fue o una iniciativa «espontánea», sino que tuvo un «carácter deliberado de la denominada «performance».

En este sentido se analizan las pruebas videográficas, en las que se constata que la marcha que se trasladaba a la capilla estaba estructurada, «en su vanguardia y eje central, por hileras, que sincrónicamente marchan paramilitarmente en columnas de a dos, y también de a tres. Se sostiene en el informe, que existió un «proceder sistematizado, que refuta cualquier atributo de espontaneidad». Junto a ello, se concluye que lo sucedido tuvo un claro «ánimo y propósito deliberadamente ofensivo no sólo contra la Iglesia y su doctrina, sino también en las personas que allí se encontraban orando, ánimo ofensivo e intimidatorio.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1