viernes, 28 abril 2017
10:09
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Madrid

Madrid / Sucesos

Un conductor arranca un dedo a otro en una discusión de tráfico

  • Tras enzarzarse en una pelea, el hombre le mordió el dedo índice derecho hasta quitárselo y luego se dio a la fuga. La Policía le busca

Los hechos ocurrieron el pasado 31 de marzo en la avenida Monasterio de Silos, en el distrito de Fuencarral-El Pardo
Los hechos ocurrieron el pasado 31 de marzo en la avenida Monasterio de Silos, en el distrito de Fuencarral-El Pardo

No es la primera vez que una discusión de tráfico acaba en reyerta o provocando un accidente de tráfico para cobrarse un enfado al volante. Esta vez, sin embargo, lo salvaje de la agresión, ha llamado especialmente la atención.

Los hechos ocurrieron el pasado 31 de marzo en la avenida del Monasterio de Silos, en el distrito de Fuencarral-El Pardo entre dos conductores. Parece que ninguna de las dos conductas fue muy ejemplar. Ante la maniobra de uno de los dos coches, el que más tarde fue agresor, hizo una «peineta» por la ventanilla del conductor a modo de insulto hacia el otro automovilista, que le había pitado para recriminar su forma de conducir. Ante tal insulto, en lugar de seguir, el que más tarde fuera víctima decidió bajarse del vehículo y acercarse hasta al ventanilla del conductor para intentar agarrarle, según explicó la víctima más tarde a Telemadrid.

Sin embargo, al meter la mano por la ventanilla de quien le había hecho la peineta unos minutos atrás, el conductor del vehículo debió de sentirse acorralado porque no se le ocurrió otra cosa que lanzarse a morderle la mano como si de un animal se tratara. Y es que no fue un mordisco para simplemente de defensa, para hacerle daño o tratar de que depusiera en su actitud, el hombre le arrancó un dedo. Concretamente fue el dedo índice de la mano derecha. «Me hizo una peineta, me enfadé y me bajé del coche. Al acercarme, me apartó y, en ese momento, se me ocurrió meter la mano para cogerle. Entonces fue cuando me mordió», detalló la víctima a Telemadrid, que aseguró que «le arrancó el dedo del mordisco».

Fuentes policiales explicaron que la víctima, un varón de 56 años de edad, fue trasladada al Hospital Universitario de La Paz ya que el dedo afectado presentaba graves heridas.

Tras el ataque el autor de la agresión huyó del lugar y se dio a la fuga en el mismo vehículo donde sucedieron los hechos. Los agentes de la comisaría de Fuencarral-El Pardo de la Policía Nacional se han hecho cargo de la investigación de los hechos. Al cierre de esta edición continuaban buscando al autor del mordisco, que continuaba desaparecido.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1