lunes, 05 diciembre 2016
05:20
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Madrid

Madrid / Sucesos

Finaliza el motín en el CIE de Aluche después de doce horas

  • Medio centenar de inmigrantes, la mayoría de origen argelino, se amotinó en el Centro de Internamiento de Extranjeros de Aluche.

Los internos se subieron a la azotea del edificio
Los internos se subieron a la azotea del edificio
Rubén Mondelo

Los cerca de cuarenta inmigrantes del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche, en Madrid, que anoche se amotinaron en la azotea del edificio "han reingresado al centro de forma voluntaria" minutos antes de las 9.30 horas de hoy, unas doce horas después del inicio de la protesta.

Según ha informado a Efe un portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, las negociaciones que los agentes han mantenido con los internos durante toda la noche han dado finalmente sus frutos y "de forma voluntaria" los participantes en la protesta han regresado al interior del centro.

Fuentes policiales han recalcado que en todo momento la protesta se ha desarrollado de forma pacífica, por lo que consideran que no se trata de un motín, un hecho sobre el que ha incidido en las puertas del CIE el director general de la Policía, Ignacio Cosidó.

La protesta, en la que en diferentes fases han participado hasta 50 personas, comenzó sobre las 21.15 horas cuando los internos se recluyeron en la terraza de la parte superior del CIE situado en la avenida de los Poblados, en el barrio de Aluche, en el sur de Madrid, que ha permanecido toda la noche cerrada al tráfico.

Un sindicato policial ya lo advirtió

Tan solo hace ocho días, el 11 de octubre, representantes del sindicato Unión Federal de Policía (UFP) avisaron a los responsables policiales de que unos 90 internos argelinos estaban "preparando un amotinamiento y posterior evasión del centro".

La advertencia, dirigida al jefe regional de Operaciones, el comisario principal Antonio Martín Zaragoza, planteaba que la acción estaría planeada de forma muy similar al motín ocurrido el día 5 en el CIE de Sangonera de Murcia, de donde se fugaron 67 internos, más de la mitad detenidos.

Pero en este caso no ha habido violencia ni fugas y los internos han pasado la noche -durante la que ha llovido intensamente en Madrid- en la terraza de la parte superior del centro, donde han esgrimido pancartas en las que se podía leer "libertad".

En las inmediaciones del CIE se han congregado varias Unidades de Intervención Policial (UIP), antidisturbios, y de las Unidades de Prevención y Reacción (UPR) de la Policía ante el riesgo de que se produjeran fugas o altercados.

También se han turnado durante la noche varios concejales del Ayuntamiento de Madrid, como Javier Barbero, Esther Gómez, Guillermo Zapata y Carlos Sánchez Mato, y diputados de Podemos de la Asamblea de Madrid y del Congreso de los Diputados.

El director general de la Policía ha felicitado a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado por la resolución sin incidentes de una protesta y ha señalado, además, que las instalaciones del centro se renuevan permanentemente.

Una vez terminada la protesta, los inmigrantes están siendo atendidos por efectivos sanitarios en el interior del Centro.

La revuelta comenzó a eso de las 21:45 horas en la primera planta del edificio y fue subiendo hacía arriba hasta llegar a la azotea del inmueble, donde se hicieron fuertes. Ya en el ático, los internos exigieron hablar con el director del centro, según fuentes policiales confirmaron a LA RAZÓN. A pesar de que se encuentran la Brigada Provincial de Extranjería y la Comisaría de Latina en el mismo complejo que el CIE, el refuerzo policial no se hizo esperar. Enseguida comenzaron a llegar al lugar varias unidades de la UPR (Unidad de Prevención y Reacción) y de la UIP (Unidad de Intervención Policial) de la Policía Nacional. El dispositivo desplegado en el lugar era de tal magnitud que se requirió la intervención del Condor (el helicóptero de la Policía Nacional). También había una dotación de Emergencias-Madrid (Samur) en preventivo.

Concejales y cargos de Ahora Madrid y de Podemos han denunciado que no les han dejado entrar en las instalaciones ni les están ofreciendo ninguna información sobre cómo se va a resolver la situación.

"Señalamos la opacidad en la gestión de esta situación. Ninguna noticia desde los responsables del CIE", ha escrito en Twitter el delegado de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid, Javier Barbero.

Por su parte, el diputado de Podemos en la Asamblea de Madrid Isidro López ha relatado que las Unidades de Intervención Policial (UIP) les han comunicado que tienen órdenes de no dejarles pasar.

Así lo ha denunciado también el dirigente de Podemos Rafael Mayoral, portavoz de su formación en la Comisión de Interior del Congreso, que ha lamentado que "nadie ofrece información" a pesar de que se ha identificado como parlamentario.

En declaraciones a RNE, recogidas por Europa Press, Mayoral ha confiado en que Interior opte por una "solución dialogada" que "garantice la integridad y los derechos de las personas".

Preguntado si él mismo ha contactado con el Ministerio, ha respondido que su "obligación es estar aquí y ser testigo directo de lo que pueda ocurrir". Según ha dicho, los mandos policiales saben que los diputados de Podemos están ahí, de manera que, si Interior quiere, puede contactar con ellos como ha hecho otras veces.

Pablo Iglesias piede el cierre

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha llamado a "solucionar" la situación "respetando los derechos humanos y de forma pacífica" y "después, cerrarlo", ha escrito en su cuenta de Twitter.

"Los CIEs son una vergüenza para nuestra sociedad y es nuestra obligación cerrarlos. En democracia los derechos son de todas", ha señalado en la misma red el secretario Político de la formación, Iñigo Errejón.

Los internos del CIE se unen por nacionalidades. A menudo hacen reivindicaciones debido a que les juntan por nacionalidades para repatriarlos a todos juntos en un avión cuando lleguen a un determinado número. Fuentes policiales aseguraron que esta situación se venía avisando desde hace varias semanas. De los 102 internos que actualmente hay en el CIE (para ocho funcionarios policiales que hay por turno) noventa son argelinos y el resto de otras nacionalidades que no han participado en el motín, según las mismas fuentes. Al parecer, el personal de enfermería y los propios funcionarios ya habían advertido de la situación de peligro inminente de que se produjera un altercado como el que finalmente estalló ayer en esta barriada del sur de la capital. Para muchos policías el CIE siempre ha sido un «destino castigo».

El Gobierno de Ahora Madrid, critico con la existencia del CIE, desplazó al lugar a sus concejales Ester Gómez, Javier Barbero, Guillermo Zapata y Carlos Sánchez Mato.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1