MENÚ
miércoles 22 noviembre 2017
10:43
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Expertos apuntan a la climatología como vector detonante del surgimiento de la «Xylella Fastidiosa»

Tras detectar un cuarto brote de esta bacteria en Alicante, Murcia se prepara más que nunca ante el «ébola» de los árboles

  • La «Xylella Fastidiosa» genera estragos en los vegetales, provocando que vayan muriendo lentamente e infectando a plantas cercanas
    La «Xylella Fastidiosa» genera estragos en los vegetales, provocando que vayan muriendo lentamente e infectando a plantas cercanas / EPPO
Antonio G. VALENZUELA.  Murcia.

Tiempo de lectura 4 min.

01 de noviembre de 2017. 21:10h

Comentada
Antonio G. VALENZUELA.  Murcia. 2/11/2017

Una de las hipótesis que los principales expertos de la Agricultura y el Medio Ambiente de toda España barajan ante el repunte de brotes de la bacteria de «Xylella Fastidiosa» en los cultivos mediterráneos apunta directamente a las condiciones climatológicas derivadas del incipiente calor que sufre todo litoral. Así, los especialistas en el sector, tras sondear factores comunes en las zonas afectadas por dicha bacteria en Italia, Baleares o la Comunitat Valenciana, destacan que una de las posibilidades se halla en que la «Xylella» estuviera desde hace tiempo presente en los cultivos. «Pero hasta que no se han dado unas condiciones climáticas determinadas, no se ha podido ver cómo, de manera sistemática, se ha manifestado».

Así lo explicó a este periódico el director general de Agricultura, Ganadería, Pesca y Acuicultura, Francisco José González Zapater, quien resaltó que en zonas donde hace más frío es más probable que esta bacteria no se propague. «El arco mediterráneo es mucho más sensible a la posible aparición de esta bacteria».

De hecho, con la publicación del cuarto brote de «Xylella» en Alicante, las alarmas en la Comunidad murciana volvieron a saltar, especialmente por compartir territorios limítrofes como lo son San Pedro del Pinatar o Yecla.

Hasta el momento, los técnicos de la Consejería de Medio Ambiente de la Región de Murcia han llevado a cabo, en lo que va de año, un total de 850 análisis y tomas de muestras que han dado como resultado negativo en los árboles con mayor porcentaje de sufrir los efectos de dicha plaga.

Un control muy superior al realizado en 2016, cuando los cultivos afectados únicamente estaban en Baleares. «Las islas son una región que más que producirlas, prácticamente recibe plantas de otros territorios. En la Región el año pasado solo tuvimos un par de casos en los que se recibieron alguna de las especies en las que puede darse la ‘Xylella’, pero resultaron negativos».

No obstante, fue precisamente en enero de este año cuando el Ministerio advirtió a las comunidades de que Baleares había recibido una mercancía afectada proveniente de la península. «Las inspecciones que realizamos demostraron que nuestros cultivos no tenían ningún síntoma».

Así, en el marco de intensificar las labores de prevención, González Zapater explicó cómo se llevaron a cabo muchas más acciones para salvaguardar la vida de la vegetación murciana. «Estamos en continuo contacto con el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) dependiente de la Guardia Civil para que se realicen los controles en carretera. De esta forma, se comprueba que los camiones de transporte con mercancías vegetales o de madera están libres de la infección. Así, a través del Pasaporte Fitosanitario Comunitario -de la Unión Europea- se determina quien pasa el control de seguridad en base a esta plaga».

Prevención

Ante un posible brote en Murcia del conocido como «ébola» de los árboles, tal y como marca la normativa internacional, habría que comunicarlo al Ministerio de Medio Ambiente, quienes darían parte al Comisión Europea de este sector. «Lo primero que se hace es arrancar toda la parcela así como las especies sensibles de estar afectadas cercanas en un radio de seis metros, ya que olivo, el almendro, la vid, los frutales de hueso o los cítricos pueden padecer los efectos de la ‘Xylella’».

El siguiente paso sería el de levantar una malla de 1x1 estableciendo una cuadrícula en la que determinara que el resto de los cultivos están libre de esa materia, así como la inmovilización del material vegetal afectado.

«En lugares como Italia, Francia o Baleares, no ha sido posible su erradicación, por lo que los sistemas establecidos para su control se han basado en la contención de los cultivos aislándolos del resto de vegetales sensibles de infectarse. En Alicante, no obstante, la situación no ha llegado a ese extremo, por lo que actualmente se encuentran en un estado de erradicación de la Xylella».

La Región, además, cuenta con un laboratorio Agroalimentario y de Sanidad Animal en El Palmar donde trabaja «el equipo más puntero que existe en el contexto nacional, siendo un lugar de referencia en España». Así, a través de test intercolaborativos, se aplican técnicas que son comunes y verificables en todas las comunidades autónomas.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs