martes, 22 agosto 2017
14:00
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Murcia

La escasez de agua en el campo reducirá la extensión de los cultivos

  • Los productores aseguran que ya se ha consumido el 90 por ciento del caudal asignado

La situación de caos ha provocado una reducción en las cosechas
La situación de caos ha provocado una reducción en las cosechas
La Razón

Los agricultores y productores de la Región han denunciado la situación de «agonía y desolación» por la que atraviesa el campo murciano ante la escasez de agua para el riego, de la que aseguran, se ha consumido ya el 90 por ciento del caudal asignado, lo que puede poner en riesgo las producciones existentes hasta finales de año. A esta situación le añaden los bajos precios al productor, por debajo de los costes, y los diferentes episodios meteorológicos que se registraron en los primeros seis meses del año.

Todas estas circunstancias provocan que los agricultores murcianos prevean para la próxima campaña una reducción de las superficies de cultivo. La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) afirma en un informe que la escasez de agua y la falta de perspectivas ciertas de poder disponer de ella, está produciendo la fuga de empresas agrícolas con mayores recursos hacia otras zonas de la geografía española que ofrezcan más garantías de poder llevar adelante los cultivos establecidos.

En su valoración del primer semestre, la coordinadora asegura que la agricultura murciana está colapsada por la falta de agua y «el rechazo sistemático de las instituciones a todas las soluciones planteadas por el sector». Especialmente, la aprobación de cesiones de comunidad de regantes de otras cuencas en las que sobra agua.

Los productores insisten en que la situación de carestía y de caos que persiste en la actualidad ha provocado una reducción de las cosechas de regadío dado el recorte de las dotaciones habituales de riego.

Las situación de angustia se agrava, según COAG, en el Campo de Cartagena debido al cierre obligado de los pozos que se han utilizado tradicionalmente.

A esta situación se suman los distintos episodios meteorológicos que se registraron hasta el pasado mes de junio y las intensas lluvias de diciembre de 2016 que provocaron daños y retrasos en las plantaciones con respecto a la programación normal.

balance por sectores

En cuanto a los resultados en los diferentes sectores, la coordinadora afirma que, después de muchos años difíciles, el sector apícola ha vivido una campaña positiva tanto en la producción como en el precio percibido por los agricultores.

Durante este ejercicio el cultivo del tomate se ha desarrollado en condiciones normales, pero el precio estuvo por debajo de otros años.

En el caso de la alcachofa la producción se vio muy afectada por las inclemencias del tiempo y por los bajos precios, lo que provocó que no se pudieran cubrir los gastos de producción.

En cuanto al viñedo, las lluvias han permitido recuperar la viñas, aunque las altas temperaturas y la sequía empieza a ser patente.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1