• 1

Europa cierra filas con Rajoy ante el desafío independentista

Merkel, Macron y otros líderes de la Unión Europea cierran filas con España ante el desafío independentista de Cataluña

El presidente francés aboga por que el Consejo Europeo envíe un "mensaje de unidad en torno a España"

  • Mariano Rajoy con Emmanuel Macron en la Cumbre de Bruselas
    Mariano Rajoy con Emmanuel Macron en la Cumbre de Bruselas / Ap
larazon.es.  Bruselas.

Tiempo de lectura 8 min.

19 de octubre de 2017. 21:26h

Comentada
larazon.es.  Bruselas. 19/10/2017

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha contado este jueves con el apoyo expreso de varios de los líderes europeos con los que se reúne en Bruselas, entre ellos el presidente francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel. A su llegada a la cumbre que se celebra en Bruselas, han reivindicado el respeto del Estado de Derecho y de la Constitución española frente al desafío independentista en Cataluña.

"Será un Consejo marcado por un mensaje de unidad en torno a nuestros Estados miembros que afrontan riesgos, de unidad en torno a España", ha expresado Macron en declaraciones a la prensa a su llegada a Bruselas.

Macron, uno de los mandatarios europeos que más firmemente se ha pronunciado contra el independentismo catalán en las últimas semanas, tiene previsto reunirse de manera bilateral con Rajoy a última hora de esta tarde.

También la canciller Angela Merkel ha apelado a los límites de la Constitución a la hora de explorar soluciones sobre la crisis política: "Evidentemente nos ocupa y esperamos que se encuentren soluciones dentro de la Constitución española". "Estamos muy pendientes y apoyamos la posición del Gobierno español", ha añadido.

En la misma línea, el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, ha reiterado que "nadie" en la Unión Europea reconocerá una declaración de independencia unilateral, porque contraviene la Constitución española y, por ende, el Derecho comunitario.

Tajani ha considerado que se puede abrir la vía del diálogo "hasta el último minuto" y que el que no se haya activado aún el artículo 155 de la Constitución demuestra la voluntad del Gobierno. También ha avisado de que una declaración unilateral sería "un error, una herida, que causará daños a Cataluña, a España y a Europa".

Cataluña no está en la agenda

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha afirmado hoy que "no hay espacio" para una mediación de la Unión Europea" en el debate sobre la situación en Cataluña, y que no espera que los líderes de la UE aborden el asunto en su cumbre porque "las posiciones están claras". "No hay espacio para intervenciones de la UE aquí", ha declarado Tusk en una rueda de prensa durante el Consejo Europeo que se celebra hoy y mañana en Bruselas, en el que la situación en Cataluña no figura en la agenda pese a las referencias que algunos líderes han hecho sobre el asunto fuera de la sesión.

El presidente del Consejo Europeo ha indicado que "estoy en contacto por muchas razones con el presidente (del Gobierno español) Mariano Rajoy", y que "no se puede ocultar que la situación en España es preocupante". "Pero nuestra posición, de las instituciones (de la UE) y los Estados miembros está clara en cuanto a que no hay espacio para ningún tipo de mediación o de iniciativa o acción internacional", ha enfatizado. Por ello, ha dicho que "no espero una discusión amplia o un debate sobre la situación, no está en nuestra agenda". "Creo que todos nosotros tenemos nuestras propias emociones, opiniones, evaluaciones. Pero hablando formalmente no hay espacio para intervenciones de la UE aquí", ha concluido.

Por su parte, el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, ha rechazado invitar a la Eurocámara al presidente catalán, Carles Puigdemont, y ha explicado que no pretende "reconocer Cataluña como un país y como un socio que está al mismo nivel que España".

Aunque desde el equipo de Tusk apuntan que "no se espera" que el asunto llegue a la mesa de discusión formal, algunos de los mandatarios han apuntado a su llegada que la preocupación por lo que ocurre en Cataluña será previsiblemente tema de conversación. Eso sí, no ha sido el caso de Rajoy, que ha entrado en el edificio sin responder a preguntas de los periodistas.

"Creo que no podemos ignorar la situación que hay hoy en Cataluña y seguramente hablaremos de ello, pero no está en el orden del día del Consejo Europeo, es un problema 'hispano-español'", ha indicado el primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel.

El luxemburgués ha subrayado que en España "hay una ley y una Constitución que deben ser respetadas" y ha confiado en que se dé con una solucion "política, diplomática" que permita a las dos partes dialogar, ya que, a su juicio, "cualquier otra solución no será buena".

El primer ministro de Bélgica, Charles Michel, por su parte, ha descrito a España como un "país amigo" para negar que exista una "crisis" diplomática a causa de sus declaraciones sobre Cataluña, al tiempo que se ha reafirmado en su llamada al diálogo, condena del uso de la violencia y respeto por el Estado de derecho.

Michel ha querido así restar gravedad a cualquier foco de tensión entre España y Bélgica por una entrevista en la que él mismo planteaba reflexionar sobre una posible mediación europea para resolver la crisis en Cataluña, si la vía del diálogo fracasaba.

"No hay ningún incidente, ninguna crisis, si lo hubiera imagino que el presidente o ministro de Exteriores españoles habrían contactado con sus homólogos en Bélgica, y no ha sido el caso", ha zanjado.

Con todo, Michel ha querido dejar claro que se reafirma en las declaraciones que han suscitado la polémica y en que "ningún europeo convencido se puede dar por satisfecho con la violencia".

"El Estado de Derecho y el respeto a la Constiticón y de las leyes son principios compartidos por Charles Michel y Mariano Rajoy", ha mediado el primer ministro luxemburgués, que ha expresado su estima por ambos.

También el primer ministro de los Países Bajos, Mark Rutte, ha calificado la crisis catalana como un "asunto interno" de España sobre el que no ha querido pronunciarse más allá de señalar que el Gobierno está aplicando lo que dicta el Tribunal Constitucional.

"No voy a pronunciarme porque es un asunto interno español. No me gustaría que él comentara sobre asuntos internos en Países Bajos", ha argumentado.

Eslovenia, un caso diferente

Por su parte, el primer ministro de Eslovenia, Miro Cerar, ha avisado de que la experiencia de su país, que se independizó en 1991 de la antigua Yugoslavia, no es comparable con el desafío catalán porque se trata de casos "completamente diferentes" entre los que hay "grandes diferencias".

Cerar ha subrayado que "España, incluida Cataluña, es un Estado democrático" y que en el caso de Eslovenia, luchó por su independencia de un país, Yugoslavia, que "empezaba a descomponerse" y que "no era un Estado de derecho".

"Valoramos mucho el derecho a la autodeterminación que es un derecho intencionalmente reconocido, lo que está bien. Pero es verdad que uno tiene que tener cuidado, porque hay grandes diferencias entre Eslovenia y Cataluña", ha razonado.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs